“Sin mejoras en la vida de la gente no hay democracia”

La Fundación Friedrich Ebert realizó el Tercer Encuentro Temático Regional, en el cual jóvenes centroamericanos debatieron acerca de la institucionalidad democrática y el desarrollo sostenible a partir de la realidad de sus países.

El tercer encuentro anual es parte del programa de Jóvenes Agentes de Cambio de la Fundación Friedrich Ebert. LA PRENSA/ D. LÓPEZ

La Fundación Friedrich Ebert realizó el Tercer Encuentro Temático Regional, en el cual jóvenes centroamericanos debatieron acerca de la institucionalidad democrática y el desarrollo sostenible a partir de la realidad de sus países.

El panelista principal del encuentro fue el catedrático Manuel Ortega, quien compartió sobre la importancia de la convergencia entre la democracia y el desarrollo como herramientas para el avance en los estados centroamericanos.

[doap_box title=»Problemáticascomunes» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Ernesto Godoy, miembro de la juventud social demócrata del El Salvador, dijo que en su país los jóvenes carecen de espacios en la vida política. Mariano Salas, del partido Acción Ciudadana de Costa Rica, afirmó que las problemáticas en su país son la pobreza y el desempleo. Otra de las problemáticas que resaltaban los jóvenes centroamericanos es la inseguridad y también coinciden en que las demandas en sus países son las mismas.[/doap_box]

Ortega destacó que “no hay posibilidad de tener una democracia de forma duradera si no hay un mínimo de mejoramiento de las condiciones de vida de la gente” y señaló que aunque en algunos países se refleje crecimiento económico, no se puede considerar como desarrollo “si se desconocen las libertades fundamentales de los pueblos”.

PROMOCIÓN DE VALORES

El catedrático dijo que los estados deben promover valores democráticos, como la tolerancia, igualdad, inclusión y el reconocimiento de la diversidad para que exista un desarrollo en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos.

Para Ortega la clave entre el desarrollo y la democracia está en que en los países funcionen los distintos poderes de Estado de forma independiente. El especialista destacó la necesidad de ciudadanía activa. “Es imprescindible que la ciudadanía esté constantemente demandando al sistema cuáles son sus necesidades fundamentales para que el sistema funcione por la base a las demandas de la población”, expresó Ortega.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: