General Avilés podría repetir en su cargo

A menos de un mes, que según la Ley 855, de reformas al Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar, el presidente inconstitucional Daniel Ortega debe nombrar al nuevo jefe del Ejército de Nicaragua, hay versiones extraoficiales que indican que el Consejo Militar de esa institución castrense propuso al ejecutivo que el general Julio César Avilés continúe en el cargo.

General Julio César Avilés. LA PRENSA/ARCHIVO

A menos de un mes, que según la Ley 855, de reformas al Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar, el presidente inconstitucional Daniel Ortega debe nombrar al nuevo jefe del Ejército de Nicaragua, hay versiones extraoficiales que indican que el Consejo Militar de esa institución castrense propuso al ejecutivo que el general Julio César Avilés continúe en el cargo.

Las fuentes sostienen que esto ha provocado “inconformidad, temor y disgusto” en las filas militares que propugnan por la institucionalidad y credibilidad de las fuerzas castrenses.

LA PRENSA trató de forma reiterada de obtener una versión oficial del vocero del Ejército, coronel Manuel Guevara, pero este guardó silencio. El sábado, Guevara pidió dos horas para responder a la inquietud de LA PRENSA, pero posteriormente no volvió a contestar su teléfono celular. Según las reformas, el 21 de diciembre Ortega debe hacer el anuncio de quién sucede a Avilés.

SORPRENDE PROPUESTADE CONTINUISMO

A inicios del recién pasado mes hubo una reunión entre la Comandancia General y altos jefes militares y para sorpresa de muchos –según las fuentes– el ahora jefe del Estado Mayor, mayor general Óscar Mojica, fue quien habría presentado la propuesta para que respaldaran la continuidad de Avilés.

Mojica reemplazó al mayor general Óscar Balladares, quien en diciembre del año pasado fue mandado a retiro. Ahora Mojica, al igual que estuvo Balladares, está en línea directa de asumir el cargo de comandante en jefe, según la tradición militar.

Las fuentes indican que Mojica es quien habría planteado a los demás jefes militares: “Aquí hay que reconocer el trabajo que el comandante en jefe ha hecho, una buena labor”. Y expuso que la propuesta a enviar a Ortega debía ser que Avilés “siga en su cargo”. El alegato —según las fuentes— fue que “el Ejército no sería la primera institución que incurriría en esta acción, pues esto mismo ya lo había hecho la Policía, cuando la ahora jefa de facto de esa institución, primera comisionada Aminta Granera, aceptó continuar en el cargo.

LA DIFERENCIA CONLA POLICÍA

A diferencia de la Policía, que en las reformas de la Ley de esa institución estableció una prórroga para ese cargo, el Ejército reformó antes el Código Militar y un punto importante que cambió fue el artículo 8, del mismo, que establece el tiempo en el cargo del comandante en jefe. Las reformas aprobadas el 30 de enero del 2014 determinan que el cargo será “por un período de cinco años”. Pero eliminaron que “el comandante en jefe del Ejército no podrá ser reelegido”.

“Todo estaba preparado”, sostuvo el general en retiro Hugo Torres, quien expresó: “Yo sospecho que si nos atenemos a esa lógica con que ha venido actuando Ortega, acomodando la Constitución y las leyes para favorecer el ejercicio de un poder dictatorial, pues lo más probable es que deje al mismo comandante en jefe del Ejército que está actualmente, como lo hizo con la jefa de la Policía”.

Esto no indica que esa decisión sea legal, aclaró Torres, quien expresó: “Lo que nace de forma ilegal no puede convertirse en legal nunca, porque la legalidad se le da a un proyecto de ley en consenso de la mayoría de la población… al no haber consenso, porque un alto porcentaje de los diputados del orteguismo son producto de un fraude electoral, pues todo lo que se derive de allí no puede constituirse en algo legal”.

Además, señaló el general en retiro, que “En estos casos la ley tiene que ser explícita, tiene que ser clara. No se puede alegar para un funcionario del Estado que como la ley no lo prohíbe lo permite… la ley tiene que decir exactamente lo que debe cumplir un funcionario público y mucho más cargos tan delicados como estos”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: