Laguna en el paraíso

A cuarenta kilómetros al norte de Bluefields, en la Región Autónoma del Caribe Sur, se encuentra un paraíso poco explorado por turistas, pero con muchas bellezas por ver.

Caribe de Nicaragua. LA PRENSA/Archivo

Caribe de Nicaragua. LA PRENSA/Archivo

A  cuarenta kilómetros al norte de Bluefields, en la Región Autónoma del Caribe Sur, se encuentra un paraíso poco explorado por turistas, pero con muchas bellezas por ver.

[doap_box title=»CÓMO LLEGAR» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Tiene diferentes formas de llegar hasta Laguna de Perlas. Si va desde Managua puede ir en avión. Algunas turoperadoras, como MP Travel, ofrecen paquetes para dos personas, que incluyen el pasaje de avión y el viaje en lancha desde Bluefields hasta Laguna de Perlas por 210 dólares.

Si decide irse en bus, el pasaje puede costarle un promedio de cuatrocientos córdobas, pero debe llegar a El Rama y luego tomar una lancha hasta Bluefields. Posteriormente otra lancha para llegar
a su destino final.

Los viajes a caballo pueden costar entre cinco y diez dólares en promedio, pero es variable dependiendo del lugar donde se contraten.

Hay al menos cuatro hoteles que son los más populares que usted puede encontrar para alojarse durante su estadía. Las ofertas por camas dobles van desde los
12 dólares por noche hasta los 35 cerca de las playas. Y en el área urbana, puede llegar a costarle más de 20 dólares apróximadamente por noche.[/doap_box]

Es Laguna de Perlas. Se considera la laguna litoral más extensa de Nicaragua. Tiene sus propias comunidades de pueblos indígenas que se dedican, en su mayoría, a la pesca.

Pero también el lugar ofrece diversas opciones para que los turistas recorran ríos, reservas naturales y actividades deportivas.

Nelly Fuentes, asesora de viajes de MP Travel, explica que allá se pueden realizar actividades, como navegar en kayak.

Pero también puede aprovechar la localización estratégica de Laguna de Perlas para movilizarse hacia otras comunidades cercanas que le permitan interactuar con otras etnias, como los creoles, miskitos y otros grupos étnicos.

El transporte en la zona es predominantemente acuático. Por lo que a cualquier lugar que desee ir, deberá contratar una lancha rápida, que siempre están disponibles.

Cada viaje en bote también puede representar una posibilidad de que usted vea delfines, un gran atractivo entre los turistas.

Y es que entre las otras alternativas que son más populares entre los lugareños están los Cayos Perlas. Un conjunto de 14 pequeñas islas, localizadas a unos 35 kilómetros de Laguna de Perlas.

Este lugar también sirve para anidación de tortugas, así que si llega en la temporada correcta, puede aprovechar el viaje para ver a estos animales en su ambiente natural.

Awas

Otra buena opción también es Awas, un balneario popular en época de Semana Santa que ofrece vistas espectaculares y aguas refrescantes.

En Awas los pobladores, mayoritariamente miskitos, ofrecen un tour de pesca a los turistas que llegan a la zona. El lugar está ubicado aproximadamente a unos treinta minutos de Laguna de Perlas.

Si bien es cierto, la zona no es muy avanzada tecnológicamente, se cuenta con señal de teléfono celular y algunas conexiones a internet que ofrecen los hoteles.

La zona conserva de cierta manera su esencia indígena, a pesar de las construcciones modernas hoteleras que existen. En las calles también hay concreto, que facilita la exploración de la ciudad.

Y cuando el  hambre ataque, lo mejor es que aproveche para comer pescado, langostas o camarones, que se compran a precios económicos.

Otra buena opción pueden ser los paseos a caballo que ofrecen los lugareños cerca de las playas.

Fuentes dice que una de las mejores temporadas del año para viajar a la zona es en mayo, cuando en el lugar hay diferentes tipos de celebraciones relacionadas con las fiestas de Mayo Ya, que suelen verse predominantemente en Bluefields, pero que en esta zona también se celebran.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: