Descalifican al café nica

La Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN) rechazó ayer las descalificaciones que hizo esta semana el secretario general de la Asociación de Productores de Café del andino Estado Táchira en Venezuela.

El país produjo cerca de dos millones de quintales de café en el ciclo 2013-2014, superior a los 400,000 que reportó Venezuela en ese periodo. LA PRENSA/Archivo

La Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN) rechazó ayer las descalificaciones que hizo esta semana el secretario general de la Asociación de Productores de Café del andino Estado Táchira en Venezuela, Ramiro Peñaloza, quien señaló que en su país se había acabado la fama de producir un “afamado” café criollo por culpa del Gobierno y que se estaba importando café de Nicaragua de muy baja calidad.

[doap_box title=»Requerimientos en el exterior» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Buen balance en su acidez, dulzura, cuerpo, sabor, son solo algunos de los principales aspectos que el café nica debe cumplir para introducirse en cualquier mercado internacional, explica Juan Carlos Munguía, miembro de la junta directiva de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua.

Además precisa que debe ser catado previamente y la puntuación de la que la mayoría de variedades locales gozan en el exterior supera los 90 puntos.

Nicaragua posee 180,219 manzanas dedicadas a la producción de café, según datos del IV Censo Nacional Agropecuario y su fuerte se consolida en las zonas altas.[/doap_box]

“Es un café que viene de Nicaragua y que en su empaque debería decir ‘el peor’ café del mundo”, precisó a Notimex, Peñaloza.

“Es una vergüenza que Venezuela luego de haber sido uno de los mayores exportadores de café del continente, esté comprando un pésimo café a Nicaragua y a otros países que no tienen ninguna tradición cafetalera”, afirmó el líder gremial venezolano.

En respuesta y al ser consultado por LA PRENSA sobre este tema, Juan Carlos Munguía, miembro de la junta directiva de ACEN, recordó que el café de Nicaragua goza de un buen reconocimiento a nivel internacional, lo que se refleja en los contratos y nuevos clientes que consiguen los productores nicaragüenses en cada cosecha.

Además Munguía resalta que el grano de exportación que vende Nicaragua a otros países cuenta con las certificaciones previas y los más altos estándares de calidad que exige la Unión Europea, el mercado asiático y los Estados Unidos.
“El cliente es el que pide qué tipo de variedad desea y qué puntuación debió haber presentado ese grano en las tazas de la excelencia de ese nicho comercial”, precisa.

Para Aura Lila Sevilla, presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa (Asocafemat), las declaraciones de Peñaloza no reflejan más que su temor por la aceptación que el grano nicaragüense tiene en Venezuela .
“Por otra parte, yo no recuerdo que Venezuela en el continente americano sea un gran productor como nosotros”, enfatiza Sevilla.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: