J.C. Ramírez preservó el éxito de Wilton

Los Gigantes de Rivas amanecieron con la soga al cuello en la Serie Final de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua (LBPN).

Juan Carlos Ramírez sacó siete outs ayer para su segundo salvado. LA PRENSA/URIEL MOLINA

Los Gigantes de Rivas amanecieron con la soga al cuello en la Serie Final de la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua (LBPN). El Bóer está a un paso de conquistar la corona al imponerse anoche 6-3, con la combinación macabra de los bigleaguers Wilton López y Juan Carlos Ramírez en la colina, más un temprano jonrón limpia bases del dominicano Raúl Reyes.

[doap_box title=»Primer ovni ante Wilton» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]El bigleaguer Wilton López, quien abrió anoche por el Bóer, permitió un jonrón de Welington Dotel. Este fue el primero que recibe en la temporada y no lo habían “sonado” en esta liga desde el 4 de noviembre del 2008, cuando el gigante estadounidense Jimmy Hurts lo estremeció.
Wilton había recorrido 35 entradas sin ver pasar un ovni esta campaña antes de la conexión de Dotel y acumulaba 76 entradas sin cuadrangulares desde el tablazo de Hurts en Masaya.
En total, incluyendo playoffs, Wilton admite seis jonrones en 291.1 innings en sus historial en la LBPN, a razón de un vuelacercas cada 48.2 entradas, lo que es casi fantasioso y es el reflejo de su nivel.
Los últimos tres jonrones en su contra son de bateadores extranjeros: el cubano Yosvani Almario, el estadounidense Hurts y dominicano Dotel.[/doap_box]

“Entré a relevar con la idea fija en salvar el juego. Traté de ser agresivo y tirar strike. No estaba pensando en los ponches, pero salieron”, apunta J.C. quien cerró con un scone de ponches en el noveno inning y en total lanzó 2.1 entradas, lo que podría alejarlo del partido de hoy. “En realidad voy a ver como me siento mañana (hoy). Ahorita no puedo decir si podré tirar o no”, explica.

Reyes, el hombre del batazo clave, un jonrón de tres carreras en el primer inning, ha sido de enorme incidencia para la tribu desde la semifinal.

“Gracias a Dios salió ese batazo. Uno trata de aportar lo más que puede y aprovechar las oportunidades”, dijo el dominicano que fue “botado” a mitad de temporada por el Bóer y luego seleccionado en la ronda de refuerzos. “Eso quedó atrás y ahora solo pienso en ayudar al equipo”, afirma.

Nadie en el Bóer está triunfalista. Ellos saben que están a un paso de la corona pero respetan a su rival. Saben que es un equipo de cuidado.

“Mañana (hoy) vamos a salir a jugar con todo. Como siempre, le voy a pedir que jueguen duro porque esto no se acaba hasta que alguno de los dos equipos ganemos cuatro partidos”, señaló el mánager venezolano Javier Colina, quien anunció como abridor de hoy al zurdo mexicano Abraham Elvira. Los Gigantes podrían utilizar al derecho dominicano Alexis Candelario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: