“No” a careta de transparencia

Los diputados de la bancada Alianza del Partido Liberal Independiente (Bapli) rechazaron la aprobación de un préstamo de 25 millones de dólares para invertir en el Proyecto de Modernización de la Gestión Financiera (PMSAF), el cual es una herramienta para transparentar las finanzas públicas del Estado.

El convenio de préstamo con la International Development Association (IDA) del Banco Mundial, por un monto de 25 millones de dólares, fue aprobado ayer con 64 votos a favor y 22 en contra. LA PRENSA / M. ESQUIVEL

«No existe la voluntad política para rendir cuentas, para ser transparente con la utilización de la cosa pública, esta bancada no va avalar una zanganada más». Carlos Langrand, diputado opositor de la bancada Alianza del Partido Liberal Independiente (Bapli).

Los diputados de la bancada Alianza del Partido Liberal Independiente (Bapli) rechazaron la aprobación de un préstamo de 25 millones de dólares para invertir en el Proyecto de Modernización de la Gestión Financiera (PMSAF), el cual es una herramienta para transparentar las finanzas públicas del Estado.

Los opositores cuestionan que el Gobierno no es transparente con la cooperación de Venezuela; no permite que las instituciones lleguen a la Asamblea a rendir cuentas ante denuncias de irregularidades y fraude, y tampoco permite el acceso a la información pública.

“Estamos claros de que hay un gran esfuerzo de modernización, pero no se cumple con la ley de acceso a la información”, dijo ayer el diputado opositor Carlos Langrand, en su intervención en el plenario de la Asamblea Nacional.

Langrand recordó que en los años noventa la presidenta Violeta Barrios de Chamorro recibió 11 millones de dólares para instalar un sistema que permitiera transparentar las finanzas públicas y más reciente, en 2011, se aprobaron 20 millones de dólares adicionales para el Sistema Integrado de Gestión Administrativa y Financiera (Sigaf), pero lo que cuestiona es que se siga pidiendo millones para este sistema de transparencia, cuando los funcionarios no comparecen ante la Asamblea Nacional para rendir informe sobre su gestión debido a denuncias de irregularidades y fraudes.

El diputado opositor del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Enrique Sáenz, aprovechó su intervención en el plenario para expresar su preocupación por el aumento de la deuda externa.

Sáenz explicó que el último reporte del Banco Central registra que a septiembre de 2014 la deuda externa de Nicaragua ascendía a diez mil cien millones de dólares, algo que califica como “grave”, pero “más grave” cree que es el ritmo al que viene creciendo esta deuda.

El jefe de la bancada del partido gobernante Frente Sandinista (FSLN), Edwin Castro —a quien siempre le conceden la última palabra en el debate plenario—, dijo que “oponerse a este préstamo es oponerse a que el sol salga en la mañana y que se oculte en la tarde”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: