Más invasión en Reserva Indio Maíz

La incertidumbre que viven los campesinos por el desplazamiento que enfrentarían con la construcción del Canal Interoceánico, aparentemente ha llevado a algunos productores a invadir áreas de la zona núcleo de la Reserva Biológica

En la zona núcleo de la Reserva Indio Maíz no hay presencia institucional para controlar la invasión de pobladores. LA PRENSA/CORTESIA

La incertidumbre que viven los campesinos por el desplazamiento que enfrentarían con la construcción del Canal Interoceánico, aparentemente ha llevado a algunos productores a invadir áreas de la zona núcleo de la Reserva Biológica Indio Maíz con la pretensión de asentarse y realizar sus prácticas de ganadería extensiva, informó José Luis Galeano, exsecretario de la Biosfera del Sureste de Nicaragua.

Según Galeano, a los precaristas tradicionales y comerciantes de tierra se han sumado productores de la zona de El Tule y Nueva Guinea, que ante la amenaza de ser despojados de sus propiedades buscan tierras en el área de amortiguamiento.

El también exdelegado del Marena en Río San Juan reveló que las invasiones a la reserva por diferentes flancos han avanzado río arriba de Bartola, cerro del Diablo, caño Chiripa, caño Camilo, La Danta y sectores cercanos a San Juan de Nicaragua, incluso se habla de nacientes comunidades como Canta Gallo.

Indicó que en Samaria, ubicada en la zona núcleo de la reserva, por acuerdo gubernamental fue permitido el asentamiento de 133 familias precaristas, pero ante el abandono y falta de control ha aumentado el número, calculando ahora unas 350 familias.

Galeano estimó que la invasión de toma tierras en la reserva, ha provocado la destrucción de unas setenta mil hectáreas de bosque. “La situación es alarmante, de manera que los mismos invasores han destruido hasta los puestos de control del Marena de Samaria y El Diamante, y no hay presencia institucional para hacer cumplir la Ley 217 y proteger ese importante recurso natural”.

LA PRENSA intentó conocer la versión de las autoridades del Marena central, pero a pesar de enviar una comunicación escrita —tal como lo pidieron— no contestaron.

La Reserva Biológica Indio Maíz comprende 3,180 kilómetros cuadrados y se localiza en la esquina sureste del país, bordeando el río San Juan. Ahí habitan cientos de especies de aves, mamíferos, incluso manatíes, además de las tres especies de monos que viven en el país (mono congo, cara blanca y mono araña), ranas venenosas, serpientes, cocodrilos, tortugas e iguanas.

José Luis Galeano, exdelegado del Marena en Río San Juan, señaló que a pesar de que la delegación del Marena en esa zona cuenta con unos 41 guardabosques para la preservación ambiental, en su mayoría se mantienen en la ciudad y no hay recursos para realizar el trabajo que les corresponde.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: