La clave entre el perdón y el amor

Psicóloga clínica

Con este lema iniciaré este mes. Siempre hay a quienes perdonar, ¿pero hemos acostumbrado el dicho popular, que debemos perdonar y olvidar?, en primer lugar, es imposible olvidar si te hicieron daño, y en segundo me parece más apropiado cambiarlo por amar.

Por esa razón, si nos sentimos lastimadas muchas veces por minucias, una frase, un gesto, un silencio o una mala interpretación y como humanos a veces irreflexivos o hipersensibles nos llenamos de ira y rabia que la callamos con el odio o resentimiento y nos decidimos en ese momento a sufrir por lo que nos ha sucedido.

El porcentaje alto en esta acción es una decisión tomada a la ligera sin enterarnos que nosotras mismas nos estamos causando un grave daño al tomar la decisión de albergar un sentimiento destructivo que puede perdurar por toda una vida, y echar raíces y crecer sin control, formándose un tornado dentro, que menoscaba la paz y tranquilidad que si hubiéramos tomado el tiempo en reflexionar ¿qué hacer con este daño?, ¿lo hecho fuera o lo tomo y lo hago mío, me apropio del malestar?, y como me dijo un paciente adulto por cierto, “eso amargó mi vida”.

Es lamentable que conservemos una actitud de amargura por algo que se puede resolver con el aprendizaje practico de no permitir que otros gobiernen nuestros estados emocionales, dejarnos cautivos en una trampa de la que podemos liberarnos con solo amar, eso es lo que diferencia entre no perdonar o el dicho de perdón y olvido, que no existe y ¡perdonar y amar!

Por eso he aquí esta cita: El que no ama no conoce a Dios, porque Él es amor (1 de Juan , 4:8)

Los amo, en el amor de Cristo. Gracias por sus consultas y comentarios que son muchos. No olviden seguir escribiendo a mi correo: lediagutierrez@gmail.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: