Orden y “luz” para el Oriental

En el Mercado Oriental reinan las grandes cifras. En extensión, en número de personas que entran y salen a diario, en cantidad de dinero que se mueve y también en los datos de Disnorte-Dissur que señalan que de los 2,910 clientes que tienen en el Oriental, 1,297 están en situación irregular

En los mercados de Managua Disnorte-Dissur tiene 7,475 clientes activos, pero el problema de ilegalidad solo es representativo en el Mercado Oriental, el más grande de la capital. LAPRENSA/ARCHIVO

En el Mercado Oriental reinan las grandes cifras. En extensión, en número de personas que entran y salen a diario, en cantidad de dinero que se mueve y también en los datos de Disnorte-Dissur que señalan que de los 2,910 clientes que tienen en el Oriental, 1,297 están en situación irregular, o sea “pegados” o en mora.

SE NECESITA RED ESPECIAL

La principal justificación para esto es el eterno desorden del mercado, “el comerciante en realidad tiene interés en recibir un servicio de energía eléctrica adecuado, sin embargo la condición misma del mercado por los accesos y el desorden no permite instalar las redes de manera normal, sino que requerimos una red con configuración especial y esa red es costosa y para poder instalarla necesitaríamos mover comerciantes de lugar o que nos permitan invadir cierta parte de los tramos”, explicó Carlos Morales, jefe de mercados especiales de Disnorte-Dissur.

De acuerdo con Morales, “una red normal en un barrio podría costar 150 dólares por cliente y en el mercado 400 dólares por cliente, entonces el proyecto es caro y aunque se tuvieran los recursos, hay que pensar en que los comerciantes apoyen dando acceso”.

Sin embargo Jorge González, presidente de la Asociación de Mercados de Nicaragua, dijo que “ellos (Disnorte-Dissur) no quieren poner reales, ellos solo quieren venir a decir que desalojemos las calles porque solo así pueden poner la luz”.

González recordó que junto con Disnorte-Dissur han realizado proyectos para mejorar el servicio eléctrico en el centro de compras y “ya les probamos (a Disnorte-Dissur) con estos proyectos que con voluntad, con interés, con toda la confianza de trabajar conjuntamente, hacemos cosas que benefician a los comerciantes, la voluntad tiene que permanecer y tiene que prevalecer el consenso para poder sacar adelante este mercado”.

PROYECTOS PARA EL 2015

Carlos Morales, jefe de mercados especiales de Disnorte-Dissur, comentó que para este año hay dos proyectos contemplados a realizarse para mejorar la situación de unos 500 clientes del Mercado Oriental que se encuentran en irregularidad.

“El alcance de estos proyectos significa instalar unos cuatro transformadores. En la parte interna del mercado, del Gancho de Caminos hacia el lago, ahí se van a instalar dos transformadores que nos permitan llevar la red a 350 clientes y el otro (proyecto) sería en el sector de los quesos que está de El Calvario una cuadra al lago y tres o cuatro cuadras al Sur y ahí instalar otros dos transformadores para llevarle energía a unos 150 clientes”, detalló Morales.

Los prepago: Jorge González, presidente de la Asociación de Mercados de Nicaragua, explica que en el Mercado Oriental funcionan cinco o seis “bolsones”, es decir, comerciantes que se unen y aunque cada uno tenga su medidor, disponen de un solo número NIS con el que pagan una sola factura de energía eléctrica. Al inicio, quien se integra al “bolsón” hace un pago (un prepago) que sirve de fondo por si se atrasa con la factura en algún momento. De esta forma, según el directivo, se ha ayudado a la legalización de algunos sectores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: