Preocupa imperio de Ángel González

El portal web del conglomerado de medios de González, wwwalbavision.tv refleja que el empresario cuenta con 82 estaciones de radio AM y FM.

Canal 2 de Televisión cambió su política editorial, ahora que su sistema informativo está bajo el control de la familia presidencial. LA PRENSA/ JORGE LOPEZ

El avance del imperio mediático del empresario méxico-estadounidense Ángel González en la región latinoamericana comienza a generar preocupación entre los estudiosos de la libertad de expresión del área.

El portal web del conglomerado de medios de González, wwwalbavision.tv refleja que el empresario cuenta con 82 estaciones de radio AM y FM.

Además tiene 26 cadenas de televisión, de las cuales 21 son propias y el resto en asociación con otras programadoras, en diferentes países del área.

[doap_box title=»Organismos cuestionan» box_color=»#336699″ class=»aside-box»] El creciente poder mediático de Ángel González ha sido cuestionado desde hace tiempo por organismos como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) o el Grupo Medios y Sociedad (GMS) en Uruguay, donde Ángel González tiene la sede de algunas de sus compañías extranjeras que manejan sus medios.
“El empresario mexicano ha utilizado testaferros para formalizar la compra en algunos casos y en otros solo ha habido cambios en la gestión de las emisoras”, reseña un boletín del GMS en el 2009 de Édison Lanza, actual relator de la CIDH para la Libertad de Expresión. [/doap_box]

Catalina Botero, exrelatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para la Libertad de Expresión, recordó las denuncias que recibía en su despacho sobre el acaparamiento de medios de comunicación por parte de González en Guatemala, Nicaragua y Argentina.

“La Corte, la Comisión, la Relatoría han sido muy claros: el control de medios atenta contra la democracia”, advierte Botero en una entrevista con el diario ecuatoriano El Universo.
“La situación es más crítica cuando empresarios se asocian con el Gobierno a cambio de publicidad estatal”, expresó en la entrevista.

UN PELIGRO PARA LA SOCIEDAD

“Cuando el control se produce directa o indirectamente por el Gobierno, la situación es crítica, por ejemplo, empresarios que se asocian con el Gobierno para recibir publicidad.Entonces tienen un pacto de no agresión, donde su función es avalar lo que el Gobierno dice (…), eso es muy peligroso para una sociedad, elimina la crítica, disminuye el control social, relaja el sistema de rendición de cuentas y genera un espacio perfecto para la corrupción”, añadió Botero.

Ecuador ha sido el último país donde González ha puesto presencia, por medio de la compra del diario El Comercio, el más antiguo de ese país sudamericano y crítico de la gestión del presidente Rafael Correa.

El periódico, luego de esta operación ha redefinido su política editorial para alinearse con el Gobierno. El Comercio es el único diario impreso con el que cuenta González en su imperio mediático.

En Nicaragua, la última operación conocida de González ha sido la adquisición de Canal 2 y Canal 7 de Televisión, propiedad del matrimonio Sacasa Pasos, quien hasta hace poco fueron finalmente desalojados de la gerencia de las televisoras, cargos que conservaban pese a que la operación de compra se concretó desde 2012.

Sin embargo, fuentes vinculadas con ambas televisoras revelaron recientemente a LA PRENSA que la política editorial e informativa de las televisoras es controlada directamente desde la Presidencia por la primera dama Rosario Murillo, a través del noticiero TV Noticias. Mientras, Carlos Pastora quien preside Ratensa —la principal sociedad con la que opera González en Nicaragua—, está a cargo de la gerencia de ambas televisoras.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: