Mejoran espacios para vender

Con el apoyo de la Embajada del Gobierno de Japón y la participación de las autoridades de la Alcaldía de Somoto, Madriz, un grupo de comerciantes, ubicados en las aceras frente a un supermercado, cuenta ahora con estantes metálicos para ofrecer frutas, verduras y legumbres.

Los comerciantes ubicados en la calle frente a un supermercado en Somoto, en Madriz, cuentan con estantes para exhibir mejor sus productos. LA PRENSA/ W. ARAGÓN

[doap_box title=»Informales» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Más de 150 comerciantes informales se ubican a diario en las diversas calles y avenidas de la ciudad de Somoto, ocupando aceras y andenes, a pesar de que en esta ciudad existe un moderno edificio que funciona como mercado municipal y que fue construido en tiempos del gobierno del ingeniero Enrique Bolaños.

Una buena cantidad de módulos se mantiene vacía debido a que muchos comerciantes informales apostados en aceras y andenes aducen que los impuestos que cobra la municipalidad son exorbitantes y disminuyen sus ingresos. Por eso prefieren vender en las calles.[/doap_box]

Con el apoyo de la Embajada del Gobierno de Japón y la participación de las autoridades de la Alcaldía de Somoto, Madriz, un grupo de comerciantes, ubicados en las aceras frente a un supermercado, cuenta ahora con estantes metálicos para ofrecer frutas, verduras y legumbres que antes estaban al aire libre en viejos canastos.

Los estantes están diseñados para reducir espacios y eliminar un viejo problema que se presentaba en esta populosa calle de la ciudad de Somoto, donde el acceso peatonal era casi imposible, como también la circulación de vehículos livianos, debido a que los canastos de los comerciantes ocupaban las aceras y una parte de la adoquinada calle.

Un problema que queda pendiente por resolver en ese lugar es el estacionamiento de camiones de carga que se estacionan frente al supermercado para bajar la mercadería, lo que obstruye el tráfico vehicular.

La comerciante Emma Espinoza manifestó que los nuevos estantes benefician a todos porque ha ayudado a despejar la vía, les da mayor amplitud y hay un mejor orden y aseo.

“Ahora los productos, como plátanos, tomates, cebollas y papas se exhiben mejor y no se dañan porque les entra más aire, además cuentan con una cubierta que los protege del sol”, expuso.

Por su parte el comprador Ramón Corrales expresó que la municipalidad les ha dado una buena alternativa a los comerciantes en exhibir sus productos en mejores condiciones, pues “eso contribuye al ordenamiento, el aseo y le da mayor espacio a esta calle”.

La mayoría de los comerciantes informales apostados en las calles de la ciudad de Somoto procede de comunidades rurales de municipios del departamento de Madriz. Ofrecen frutas, verduras y legumbres cultivadas en sus parcelas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: