Insalubridad en mercado de Jinotepe

La falta de agua potable en el mercado de Jinotepe es un problema que afecta a miles de comerciantes que a diario llegan para vender en este lugar, pero los más afectados son los que se dedican a la venta de carne, queso, perecederos y comida.

Los comerciantes del mercado se quejan de la falta de agua, pues aseguran que esto causa insalubridad. LA PRENSA/ M. CALERO

La falta de agua potable en el mercado de Jinotepe es un problema que afecta a miles de comerciantes que a diario llegan para vender en este lugar, pero los más afectados son los que se dedican a la venta de carne, queso, perecederos y comida.

A pocos metros donde están ubicados los tramos de venta de carne y las comiderías están los servicios higiénicos, que a mediodía provocan hedor en la zona, causando molestia entre algunos comerciantes que aseguran que el Ministerio de Salud debería hacer una inspección.

“Aquí la Intendencia debería darle atención, ahí en los baños vieras qué hiede, el tufo es insoportable en la tarde y si se fija allá está un barril de basura y luego está vendiendo pescado una señora, eso es antihigiénico, el Minsa aquí no hace recorrido, con decirle que ni siquiera hay intendente que regule esto”, dijo William Collado, comerciante.

Uno de los encargados de los baños dijo que el problema es que el agua llega bien temprano y como a las dos se vuelve a ir.

Con los fuertes vientos continuamente se dan apagones. Doña María Elena Acevedo, quien tiene un molino, asegura que mensualmente paga tres mil córdobas de energía y que tiene más de un año solicitando “el cable 220” pero le dijeron que no porque el poste tiene demasiada carga.

Mientras continúa el relajo en ese mercado que se ha “tragado” a la cuidad de Jinotepe, el traslado de comerciantes hacia el nuevo mercado —que costó más de setenta millones de córdobas— sigue pendiente. La obra ha comenzado a deteriorarse, sin ser ocupada.