La historia de Luis Fernando Copete: el futbolista que resucitó su carrera en el futbol nicaragüense

Luis Fernando Copete disfruta ser futbolista. En la cancha de futbol ríe, baila y se divierte. En su alegre personalidad se refleja la satisfacción alcanzar sus sueños de niño

Luis Fernando Copete . LA PRENSA/ARCHIVO

Luis Fernando Copete disfruta ser futbolista. En la cancha de futbol ríe, baila y se divierte. En su alegre personalidad se refleja la satisfacción de haber alcanzado sus sueños de niño, tras pasar momentos duros trabajando como obrero de la construcción y en una empresa azucarera en su natal Colombia.

[doap_box title=»Recorrido» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Luis Fernando Copete fue miembro de las selecciones Sub-15 y Sub-17 de Palmira, en Colombia. Además integró la Sub-18, que la conformaron los mejores jugadores de Antioquia, Valle del Cauca, entre otros, en 2008.Copete ahora juega con la Selección Nacional y AS Puma de Costa Rica. Su próximo reto es una Liga más competitiva.[/doap_box]

“Me ha tocado duro en la vida”, dice Copete, quien se nacionalizó en junio del año pasado por el nacimiento de su hija Sara Fernanda Copete Barreto. Ahora futbolísticamente representa a Nicaragua en la Selección Nacional de Futbol y en el extranjero con el AS Puma Generaleña de Primera División de Costa Rica.

Copete recuperó su carrera futbolística —tras ser sancionado año y medio en Colombia por aparecer con dos fechas de nacimiento— porque siempre ha luchado por sacar adelante a su mamá Martina Luz Murillo Bedoya, sus dos hermanas y sobrinos en Colombia.

“Mi familia es humilde y me tocaba trabajar y ayudaba mucho con mi trabajo en la construcción”, señala Copete sobre el primer trabajo que desempeñó, tras salir de la Preselección Sub-20 de Colombia porque un entrenador que lo conocía dijo que no tenía la edad requerida. “En mi partida de nacimiento salían dos fechas 1989 y 1991 y me castigaron”, dice el defensor de 26 años.

En ese 2008, Copete había alcanzado sus sueños de infante: jugar en Primera División (con Equidad en la Copa de Colombia) y pertenecer a una Selección, en la que no duró mucho y tuvo que empezar de cero trabajando de día y entrenando por la noche.

“Me tocaba duro en el cañal porque a veces iba a cortar caña, limpiar los desagües, regar, vigilar de noche, trabajar con pala, machete o cortar árboles. A veces me daban ganas de decir ‘esto no es lo mío, voy a dejar todo tirado’, pero sabía que no tenía nada más”, recuerda Copete, hasta que en 2012 le salió la oportunidad de reactivar su carrera aquí.

Luis Fernando Copete

fue miembro de las selecciones Sub-15 y Sub-17 de Palmira, en Colombia. Además integró la Sub-18, que la conformaron los mejores jugadores de Antioquia, Valle del Cauca, entre otros, en 2008. Copete ahora juega con la Selección Nacional y AS Puma de Costa Rica. Su próximo reto es una Liga más competitiva.