Voleibol en la sangre

Originaria de Corn Island, Jackeline se marchó del país en el año 2006, gracias a una beca que obtuvo para realizar sus estudios en Estados Unidos. La beca la logró por su excelente desempeño en el voleibol.

Jackeline Elizabeth Toruño Gordon. Edad: 25 años. Estado Civil: Casada. Nació en Corn Island. Reside en Cleveland, Tennessee. Tiene una hija de un año y diez meses, Angely Marie Rothfolk.

Originaria de Corn Island, Jackeline se marchó del país en el año 2006, gracias a una beca que obtuvo para realizar sus estudios en Estados Unidos. La beca la logró por su excelente desempeño en el voleibol. Jackeline no solo fue la primera nicaragüense en llegar a ese país a practicar este deporte, sino que ha sido muy destacada por su gran dominio del balón. Al integrarse a un equipo estadounidense ganó todos los campeonatos regionales, así como el tercer lugar en los juegos nacionales del 2009. Ha obtenido tres placas y un trofeo del primer lugar en la tercera división All American. También ganó un reconocimiento por lograr quinientos puntos en cuatro años de carrera deportiva, que hoy desafortunadamente se encuentra detenida por una lesión de la que todavía se recupera.

¿Qué simboliza el voleibol en tu vida?

Sin el voleibol no sabría decir dónde estaría, cuando obtuve la beca en Estados Unidos confieso que estuve en una posición fea porque no quería ir a la universidad, más bien lo que en ese momento me interesaba era ir a entrenar todas las noches. Sin embargo, mi dedicación y mi superación cada día me hicieron ir por buen camino y solamente he estado fuera de la cancha últimamente por mi lesión.

Contame un poco sobre tu última lesión.

Fue en El Salvador jugando los Centroamericanos, me lesioné la rodilla y tuve una operación. Me siento muy desanimada porque es la primera vez que una lesión me detiene, es decir yo me he fracturado y golpeado pero ninguna me había dejado fuera de la cancha.

¿Esta es la etapa más difícil que has tenido?

No, hay muchas como el fallecimiento de mi papá el cual me afectó hasta el punto que me hizo pensar por un tiempo que no podría regresar a una cancha. Él fue quien me llevó de la mano al deporte. Otro momento difícil fue cuando tuve a mi bebé porque subí de peso y me costó bajar y volver a jugar, sin embargo, me demostré que una mujer sí puede regresar a lo que le gusta después de haberse convertido en mamá.

¿Crees que el voleibol tiene suficiente apoyo en Nicaragua?

El voleibol ha venido evolucionando y el Gobierno ha apoyado de una u otra manera, pero algo que no se da es seguimiento, tenemos calidad de deportistas en ese rango deportivo y San Juan del Sur nos ha dado jugadores de calidad, tuvimos un equipo ganador en los Centroamericanos, no se les dio seguimiento y ahora ha caído. No solo necesitamos de una cancha para entrenar, ni de una red para tirar la pelota; necesitamos vitaminarnos, fisioterapia de calidad, gimnasio para poder mantener la fuerza y no lesionarnos, de un entrenador que sepa en verdad del deporte. Si un equipo es capaz de dar la talla en un centroamericano, creo que no solo las gracias se le debe dar, se le debe apoyar.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: