Policía maltrató 13 años a su pareja

Un calvario vivía Jessenia Munguía Montiel al lado de su marido, el policía Jairo Alberto González, quien desde hace 13 años ejercía violencia contra ella, según acusación presentada por el Ministerio Público.

Rosa Montiel, mamá de Jessenia Munguía demandó justicia para su hija frente a Plaza El Sol, edificio central de la Policía Nacional. LA PRENSA / ARCHIVO ,

Un calvario vivía Jessenia Munguía Montiel al lado de su marido, el policía Jairo Alberto González, quien desde hace 13 años ejercía violencia contra ella, según acusación presentada por el Ministerio Público.

Desde los gritos, uso de palabras ofensivas para denigrarla, golpearla y arrastrarla del cabello, aislarla de los familiares, criticarle la forma de vestir hasta llegar a dispararle, fueron parte de la rutina diaria del policía hacia su compañera de vida.

Además ejercía violencia patrimonial, ya que le prohibía trabajar. El último incidente sucedió el pasado 23 de marzo cuando el hoy acusado de femicidio frustrado, la invitó a salir porque andaba en planes de reconquistarla, ya que esta lo había dejado por la violencia.

Después de visitar varios lugares entre estos el Puerto Salvador Allende y Tipitapa, él empezó una discusión dentro del carro en que paseaban, donde la golpeó a puñetazos y con la cacha de la pistola asignada en su trabajo como investigador de la Policía Nacional.

Cuando estaban por el sector del Novillo en el Mercado Oriental, la víctima logró escapar del carro, pero su agresor le disparó en las piernas, hiriéndola.

“»Cuando esta cae al suelo, dentro de un charco, el acusado la agarró a patadas en el cuerpo y la cara»”, dice acusación de la Fiscalía.

La Juez Henryette Casco, titular del Juzgado Quinto Distrito de Violencia de Managua, admitió la acusación del Ministerio Público y ordenó la prisión preventiva solicitada por el fiscal Julio Bolaños, por tratarse de hechos graves, donde se pretendía quitarle la vida a Munguía.

La defensa del policía, Elton Ortega, alegó que no hubo intenciones de muerte porque el acusado, siendo policía con experiencia en tiro, solo le disparó a las piernas, por tanto pidió que se rechazara la acusación.

ACTUÓ CON ODIO

En su resolución la juez Henryette Casco expresó que la calificación legal dada por la Fiscalía era provisional y que el delito de femicidio contempla la reiterada presión como la que hacía el acusado a la víctima desde que inició la relación marital donde procrearon dos hijos. Además argumentó que los hechos del 23 de marzo estaban bien relacionados y describía la conducta misógina de Jairo González hacia Jessenia Munguía. La audiencia preliminar fue programada para el 14 de abril del 2015.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: