Buscan restos de nicaragüense devorado por cocodrilos

La Cruz Roja y la policía de Cañas, ciudad del norte de Costa Rica, buscan los restos de un nicaragüense que el domingo habría sido devorado por cocodrilos, tras lanzarse a un río en estado de ebriedad.

La Cruz Roja y la policía de Cañas, ciudad del norte de Costa Rica, buscan los restos de un nicaragüense que el domingo habría sido devorado por cocodrilos, tras lanzarse a un río en estado de ebriedad.

Las autoridades continuaron este 8 de abril la búsqueda de los restos de Luis Alberto Morales, de 41 años, un día después de haber sido encontrada una pierna tatuada del fallecido, en el río Bebedero, de Cañas, cauce al que el nicaragüense se lanzó.

La búsqueda de los restos inició desde las 11 de la mañana del domingo, hora en que la Cruz Roja recibió la alerta de que una persona, en estado etílico, se lanzó al río desde un puente de hamaca, comentó Diego Palma, cruzrojista.

Testigos del hecho vieron moverse al nicaragüense unos 50 metros dentro del río, pero luego de un movimiento desapareció. Este cuerpo de agua es hábitat de muchos cocodrilos y con el hallazgo de la pierna, las autoridades manejan que pudo ser devorado por los animales.

Heidi Urbina, prima de Morales, indicó que la pierna encontrada pertenece a Morales, dado que presenta un tatuaje que lo identificaba. Añadió que esperan la llegada de la madre del fallecido para que el Organismo de Investigación Judicial realice pruebas de ADN.

Hace casi un año, el 29 de abril del 2014, otro nicaragüense fue devorado por cocodrilos en Costa Rica. Se trata de Jesús Girón Romero, quien murió despedazado por más de 20 cocodrilos mientras se tiró también en estado de ebriedad al río Tárcoles, en Garabito de Jacó, Pacífico del país.

Del cuerpo de Girón las autoridades solo hallaron el cráneo, mismo que fue sepultado meses después de verificar su pertenencia con pruebas de ADN.