Familia reclama terreno costero

Después de 38 años de haber adquirido una propiedad de cinco manzanas, que colinda con la paradisíaca playa de Popoyo, en Tola, los hermanos Guillermo, Marlene, Carla, Gina y Griselda Ayerdis Rodas, buscan recuperarla pues aducen que les fue invadida.

Parte del terreno reclamado por los hermanos Ayerdis Rodas en la playa de Tola, Rivas. La Prensa/R. Villarreal

Después de 38 años de haber adquirido una propiedad de cinco manzanas, que colinda con la paradisíaca playa de Popoyo, en Tola, los hermanos Guillermo, Marlene, Carla, Gina y Griselda Ayerdis Rodas, buscan recuperarla pues aducen que les fue invadida.

La semana previa a Semana Santa los hermanos entablaron demandas contra dos extranjeros que actualmente construyen dos hoteles de playa en los terrenos.

De acuerdo con Guillermo Palacios Escobar, apoderado general judicial de los hermanos Ayerdis Rodas, sus clientes son dueños de la propiedad desde 1977, cuando fue comprada por el padre y representante de los hermanos Ayerdis al señor Frank Tardy de Sabrit, e inscribieron la propiedad el 26 de abril de 1977, con la cuenta registral 22,687, asiento primero, folio 231 del tomo 228 del libro de propiedades del Registro Público de la Propiedad de Rivas.

Palacios detalló que sus clientes se encuentran fuera del país, lo que fue aprovechado por usurpadores que invadieron la propiedad, “y el colmo es que están construyendo dos hoteles en terrenos que no les pertenecen, por eso estamos procediendo por la vía judicial, tanto en el Juzgado de Distrito Civil de Rivas, así como en el Juzgado Local de Tola, para parar esas construcciones en propiedad ajena y restituir los derechos posesorios de la propiedad a mis clientes”, explicó el representante legal.

DESDE OCTUBRE

De acuerdo con Palacios, la invasión y daños a la propiedad de los Ayerdis Rodas les fue comunicada en octubre del año pasado, cuando los cuidadores del terreno reportaron que los inversionistas extranjeros Marcos Bonds y Horislav Jaso —el primero canadiense y el segundo europeo—, llegaron con trabajadores a tumbar las cercas y mojones y se posicionaron del lugar donde ahora están construyendo dos hoteles de playa.

LA PRENSA trató de hablar con los extranjeros, pero a Horislav Jaso no fue posible localizarlo en dos ocasiones que se le buscó y a Marcos Bonds lo encontramos una vez en la propiedad, pero dijo que no nos podía atender pues iba de salida, aunque proporcionó su número telefónico, posteriormente no accedió a darnos la entrevista para conocer quién les vendió o entregó la propiedad.

“No tenemos idea quién embaucó a los extranjeros, porque el terreno de mis clientes no es parte de los terrenos de la comunidad indígena de Salinas de Nahualapa, esta es una propiedad costera con historia registral y los Ayerdis Rodas la adquirieron legalmente mediante escritura de compraventa desde hace 38 años, por eso esperamos que la justicia se encargue de resolver este problema cuanto antes”, comentó el abogado.

CUESTIONAN A ALCALDÍA

El apoderado legal de los Ayerdis Rodas, Guillermo Palacios, cuestionó a la Alcaldía de Tola y al alcalde sandinista José Ángel Morales, por supuestamente otorgar permisos de construcción y de uso de suelo, cuando existen documentos públicos que demuestran que sus clientes son dueños legítimos del terreno.

“Es un abuso de funciones de parte del alcalde de Tola”, fustigó Palacios, quien consideró “sospechosa” esa actitud.

LA PRENSA buscó la versión del alcalde Morales, pero su asistente nos dijo que no nos podía atender porque “tiene la agenda bien apretada”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: