Una mujer afirma haber visto con vida a más de 50 de las niñas de Chibok

Una mujer aseguró a la cadena británica BBC haber visto hace tres semanas con vida a más de 50 de las 200 niñas secuestradas el año pasado por el grupo terrorista Boko Haram en Chibok, un pueblo al noreste de Nigeria.

Una mujer aseguró a la cadena británica BBC haber visto hace tres semanas con vida a más de 50 de las 200 niñas secuestradas el pasado año por el grupo terrorista Boko Haram en Chibok, un pueblo al noreste de Nigeria.

La testigo ha afirmado que vio en la localidad de Gwoza, también al noreste del país, a las niñas, que desaparecieron en las primeras horas del 14 de abril de 2014.

«Nos dijeron que eran las niñas de Chibok y que estaban retenidas en una casa muy grande cuando coincidimos con ellas en la misma calle», dijo a la BBC la mujer, que no quiso dar su nombre por miedo a las represalias de Boko Haram.

La testigo, que vive en Gwoza, declaró haber visto a las niñas vestidas con ropa islámica y acompañadas por milicianos del grupo terrorista.

A finales del mes de marzo, el Ejército nigeriano tomó la ciudad de Gwoza, una de las mayores áreas bajo control de Boko Haram y considerada cuartel general del grupo yihadista.

En abril del pasado año medio centenar de hombres armados irrumpieron en una escuela de Chibok y capturaron a 200 niñas, que desde aquel asalto solo fueron vistas una vez, a través de un vídeo difundido por el grupo yihadista, que anunciaba que iba a venderlas como esposas en diferentes países africanos.

Otra mujer también aseguró haberse cruzado hace cinco meses, en noviembre de 2014, con las niñas secuestradas en un campamento en la localidad de Bita, en el noroeste del país.

«Alrededor de una semana después de que llegaran al campamento militar, una de nosotras se asomó a una ventana y les preguntó: Sois las niñas de Chibok? y nos respondieron que sí. Las creímos y no volvimos a preguntarles», dijo a la BBC.

«Recibían clases del Corán, cocinaban y se peinaban las unas a las otras. Las trataban de forma diferente, su comida estaba mejor y su agua más limpia», explicó la mujer.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: