Costa Rica vuelve a retener medicinas de contrabando provenientes de Nicaragua

Hacía meses que la Policía de Fronteras de Costa Rica no decomisaba medicinas de contrabando provenientes de Nicaragua, hasta el fin de semana cuando efectivos policiales evitaron que más 500 unidades de diversos medicamentos, introducidos de manera ilegal por la frontera de Peñas Blancas

Las autoridades ticas evitan el comercio de este tipo de medicina por los riesgos que provoca a la salud pública. LA PRENSA/CORTESÍA MSP

Hacía meses que la Policía de Fronteras de Costa Rica no decomisaba medicinas de contrabando provenientes de Nicaragua, hasta el fin de semana cuando efectivos policiales evitaron que más 500 unidades de diversos medicamentos, introducidos de manera ilegal por la frontera de Peñas Blancas en condiciones salubres inapropiadas, llegaran a ser consumidos en este país.

Según la policía, el decomiso ocurrió en la entrada a San Dimas de La Cruz, Guanacaste, luego de la revisión de un autobús procedente de Peñas Blancas, frontera norte.

Entre lo decomisado se encuentran productos como cefalexina y norfloxacina, medicamentos que por ser antibióticos se encuentran sumamente regulados en Costa Rica. “Solo se pueden expender mediante receta médica”, dijo la policía.

También fueron encontrados algunos tranquilizantes, los cuales tampoco pueden ser comercializados libremente. Los productos se encontraban en el compartimento de maletas y sometidos a altas temperaturas.

Los oficiales fronterizos remitieron dichos fármacos a la oficina regional del Ministerio de Salud ubicada en La Cruz, a fin de que fueran desechados de inmediato.

La policía fronteriza costarricense decomisó durante los primeros nueve meses del año pasado 324,094 unidades de medicamentos ingresados de contrabando por la frontera de Peñas Blancas, según registros del Ministerio de Seguridad Pública.