Brasil: Lula critica ley de tercerización por impulsar “mano de obra casi esclava”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sentenció hoy en Sao Paulo que la clase trabajadora "no puede dejar aprobar" el proyecto de ley de la tercerización para evitar así que "las empresas pasen a utilizar mano de obra casi esclava como en el siglo pasado".

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sentenció hoy en Sao Paulo que la clase trabajadora «no puede dejar aprobar» el proyecto de ley de la tercerización para evitar así que «las empresas pasen a utilizar mano de obra casi esclava como en el siglo pasado».

Lula participó junto al actor y activista sindical estadounidense Danny Glover en el 9º Congreso Nacional de los Metalúrgicos de la Central Única de Trabajadores (CUT), la mayor unión de sindicatos del país, donde dijo que la revocación de ese proyecto de legislación es «una cuestión de la honra trabajadora».

La Cámara de Diputados aprobó la semana pasada el texto-base de una ley que amplía para todos los sectores la figura de la tercerización del empleo, con lo cual autoriza a las empresas a contratar prestadores de servicios incluso para desarrollar la actividad final que prestan.

Hasta el momento, la tercerización es autorizada para actividades no específicas de las empresas contratistas, como limpieza, transporte y seguridad.

Sin embargo, este martes la Cámara aprobó una enmienda que impide a las empresas públicas y a las sociedades de capital mixto contratar a empleados para sus actividades finales a través de empresas tercerizadas.

El expresidente Lula, quien apoyó la jornada nacional de protestas, con paralizaciones temporales y movilizaciones convocada mañana por centrales sindicales y movimientos sociales, añadió que «la conquista (de los derechos laborales) se consiguió con mucha lucha, aunque seguramente algún diputado no lo sabe».

Como ya sostuvo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, Lula también abogó por «discutir» la cuestión con «los sectores que no son afines».

Para el exmandatario, «evitar la aprobación (del proyecto de ley) es intentar que el Congreso respete las conquistas históricas de nuestra clase trabajadora», para lo que, según enfatizó, «no hay descanso».

La polémica iniciativa, rechazada en bloque por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y otras fuerzas de izquierda, fue presentada por el opositor Solidaridad (SD) y respaldada por el titular de la cámara baja, Eduardo Cunha, del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB), integrado por el vicepresidente Michel Temer.

Por otro lado, Lula también se refirió a los escándalos de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, por las que están siendo investigados 50 políticos, la mayoría de la base aliada, y pidió que se deje de «criminalizar» a dicha formación.

«Preguntad a cualquier fiscal, controlador o funcionario de la República si hubo algún otro momento de la historia en que se crearon tantos instrumentos de investigación y lucha contra la corrupción como en los doce años de gobierno del PT», remarcó Lula.

«Vamos a investigar de verdad las finanzas de cada partido político» y «vamos a parar de intentar criminalizar a nuestro partido porque no sólo está formado por uno o dos diputados, sino que tiene muchos millones de personas», sostuvo.
}

Durante el congreso el activista Glover, quien también rechazó el proyecto de ley de tercerización, se refirió a Lula como «su héroe» e instó al «movimiento sindical y social» a no olvidar «el tema racial para poder curar las cicatrices del pueblo afrodescendiente».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: