Obama: “importantes avances” en lucha contra Estado Islámico

"El éxito no será de la noche a la mañana", dijo el mandatario estadounidense, "pero está claro que tendremos éxito".

El presidente Barack Obama se reunió este martes 14 de abril con el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, en la Casa Blanca y elogió los importantes avances que, con el apoyo de Estados Unidos, han logrado las fuerzas iraquíes contra el grupo Estado Islámico.

Obama dijo que los aliados «hacen importantes avances» en hacer retroceder a los yihadistas y agradeció a Abadi por mantener su compromiso de un gobierno iraquí más inclusivo. El mandatario estadounidense también prometió 200 millones de dólares adicionales de ayuda humanitaria a Irak.

«El éxito no será de la noche a la mañana», dijo Obama, «pero está claro que tendremos éxito».

En su primer viaje como primer ministro a Washington, Abadi había dicho que su prioridad sería asegurar «un marcado incremento» en la campaña aérea liderada por Estados Unidos y en «el envío de armas».

Obama no se comprometió a ello en público, pero dijo que había hablado con Abadi extensivamente sobre la coordinación de los siguientes pasos y la posible ayuda de Estados Unidos.

El mandatario estadounidense anunció no obstante una ayuda adicional de 200 millones de dólares para las víctimas y desplazados de la ofensiva del EI.

Importantes porciones de Irak, incluyendo la segunda ciudad, Mosul, y la vasta provincia occidental de Anbar, permanecen bajo ocupación de militantes que buscan instalar un califato islámico.

Abadi renovó su promesa de «liberar» esas áreas, pese a que las fuerzas armadas iraquíes se encuentran maltrechas tras años de guerra, deserción y falta de financiamiento.

Para defender a Bagdad y otros puntos clave, el gobierno iraquí se ha recostado en los ataques aéreos liderados por Estados Unidos y la milicia chiíta, la que según Washington es controlada por Irán.

Obama instó a esos milicianos a entrar bajo el control del gobierno, urgiendo a todas los actores a «respetar la soberanía iraquí».

Abadi dijo que daba la bienvenida a la ayuda en la lucha contra el EI, pero que «rechazará cualquier transgresión a la soberanía iraquí».

La presencia de milicia chiíta en poblaciones dominadas por los sunitas también a levantado el espectro de la violencia étnica que ha afectado a Irak por tanto tiempo.

Abadi prometió que su gobierno tendrá «tolerancia cero» a los abusos contra los derechos y contra cualquier involucrado en atrocidades contra civiles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: