Niñas y niños en clases

LA PRENSA/ ARCHIVO

Aún falta calidad escolar

La deuda que tendrá Nicaragua con el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) referido a la Educación será la calidad y para conseguirla deberá “revolucionar” sus políticas escolares. No solo para conseguir que los aprendizajes que se imparten en el aula sean de calidad, sino para que también los estudiantes sientan que son relevantes para —entre otras cosas— reducir la pobreza de sus hogares y cambiar su entorno. Así lo considera la representante residente del PNUD, Silvia Rucks.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: