Futuros “coach”

Algunos apenas son cajas con ruedas, juguetes con problemas de equilibrio o simples programas informáticos que participan en Irán en el torneo Robocup, un evento diseñado para “entrenar” máquinas con el objetivo que para el 2050, puedan enfrentar a un equipo de humanos en un partido de futbol.

Esta actividad forma parte de las iniciativas de la organización Robocup, que desde 1996 realiza cada año encuentros similares en todo el mundo e incluso una Copa Mundial en coincidencia con el calendario oficial de la FIFA. LAPRENSA/AGENCIAS

Algunos apenas son cajas con ruedas, juguetes con problemas de equilibrio o simples programas informáticos que participan en Irán en el torneo Robocup, un evento diseñado para “entrenar” máquinas con el objetivo que para el 2050, puedan enfrentar a un equipo de humanos en un partido de futbol.

En las instalaciones del recinto ferial de la capital iraní, 34 equipos de 14 países como India, China, Alemania, Holanda y por supuesto Irán, el anfitrión, participan en esta décima edición del Robocup Irán, una peculiar competición “futbolística” en donde lo de menos son los goles, y lo más importante es avanzar en una ciencia compleja y de vanguardia como la robótica.

LA PRENSA/  AP
LA PRENSA/ AP

“La idea es fácil. Intentamos jugar al futbol con robots autónomos, es decir, con máquinas programadas antes de empezar el partido y a las que dejamos evolucionar sin intervenir para nada una vez dentro del terreno de juego… Esto es investigación de campo para el desarrollo de robots humanoides”, explicó a Efe Marc Bestbentmann, un joven participante llegado desde la Universidad de Hamburgo.

La tarea, simple de explicar, es un desafío complejo e integral que incluye desarrollar tecnología de software y hardware que permita a las máquinas no solo reconocer una pelota y patearla, sino moverse por el terreno de juego, identificar a sus compañeros de equipo y a los oponentes y avanzar, reaccionar e interactuar en un entorno cambiante con gran velocidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: