Teatro político y estético

Con la presentación de un libro, la remodelación de un teatro y la muestra de pintura de Zenelia Roiz, se festejaron los 35 años del Teatro Justo Rufino Garay.

LA PRENSA/JORGE TORRES

 

Con la presentación de un libro, la remodelación de un teatro y la muestra de pintura de Zenelia Roiz, se festejaron los 35 años del Teatro Justo Rufino Garay.

La publicación Teatro, política y creación, Una aproximación al Teatro Justo Rufino Garay, de la dramaturga, actriz, fundadora y directora de este colectivo, Lucero Millán, hace un recorrido por las diferentes etapas del grupo y sus propuestas estéticas.

Las obras en estudio de Millán, están representadas por A golpes de corazón, La casa de Rigoberta mira al sur y Sopa de muñecas.

TOME NOTA: La publicación Teatro, política y creación, está disponible en el Teatro Justo Rufino Garay, en Montoya, contiguo al parque Las Palmas.

Según su análisis, quiere demostrar como el colectivo Justo Rufino Garay, es el resultado de un “teatro como producto político y estético, y al mismo tiempo como creador de otra mirada de la realidad desde la perspectiva de los propios artistas que conforman el Teatro Justo Rufino Garay, del público y de expertos”.

Para Millán, es un análisis, de tres obras y en tres décadas diferentes,“ que por sus características nos darán cuenta de cómo a través de ellas se pueden ver los diferentes y más relevantes contextos, económicos, políticos y sociales de la revolución y de Nicaragua durante treinta años”.

La actriz también asegura que una de las conclusiones de su tesis, es “el poder de la ficción como un mecanismo de ensayar otros mundos posibles y de esa manera estar más preparados para la vida, contraponiéndolo ante el mundo real que nos deprime y a veces hasta nos enferma”.

“El Teatro Justo Rufino Garay nos tiende puentes hacia lo lúdico, lo mágico, lo poético, al ser una disciplina artística que invita a jugar desde la fragilidad y la honestidad”. Lucero Millán, actriz.

Sobre la remodelación del Teatro Justo Rufino Garay, su directora explica que “todo este cambio de fachada y mejora de las instalaciones en su primera etapa, fue gracias a la convocatoria de proyectos promovida por el COSUDE, la cual ganamos y fuimos seleccionados”.

Vida

Directora, actriz, profesora de actuación, dramaturga y promotora cultural. Estudia en la Universidad Nacional Autónoma de México la carrera de Literatura Dramática y Teatro.

En 1979, se traslada a vivir a Nicaragua y funda en noviembre de 1979 el Teatro Justo Rufino Garay, uno de los grupos más consolidados y profesionales de Nicaragua y Centroamérica. Así mismo, junto con su grupo de teatro funda en 1986 la primera sala de teatro independiente en Nicaragua.