Esquisto: del auge al pesimismo

El auge del petróleo de esquisto que llevó la producción estadounidense de crudo al nivel más alto en cuatro décadas se está estancando.

El auge del petróleo de esquisto que llevó la producción estadounidense de crudo al nivel más alto en cuatro décadas se está estancando.

La producción de las prolíficas formaciones de rocas de baja permeabilidad, como la de Bakken en Dakota del Norte, se reducirá en 57,000 barriles diarios en mayo, dijo la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) el lunes. Es la primera vez que el organismo pronostica una caída de la producción desde que comenzó a emitir informes mensuales sobre la productividad de la explotación en 2013.

Deutsche Bank AG, Goldman Sachs Group Inc. y IHS Inc. proyectaron que el crecimiento de la producción estadounidense de petróleo se detendrá, al menos temporalmente, en tanto los futuros se encuentran cerca del nivel más bajo en seis años. Algunos productores de esquisto, incluidos ConocoPhillips y EOG Resources Inc., han pronosticado que la producción empezará a declinar antes de fin de este año en tanto los importantes recortes a la industria surgen efecto.

«La producción estadounidense puede reaparecer rápidamente con una recuperación de los precios». Adam Longson, analista de Morgan Stanley en Nueva York.

El desplome de los precios ya obligó a paralizar la mitad de las plataformas de perforación del país y eliminó miles de puestos de trabajo. “Estamos cayendo a un precipicio inevitable” debido a la reducción de la cantidad de plataformas en funcionamiento, dijo Carl Larry, responsable de petróleo y gas de Frost Sullivan LP, en una entrevista telefónica desde Houston. “La pregunta es qué tan rápida será la caída. Si es rápida, si es pronunciada, podría haber un gran salto en el mercado”.

Alivio temporal

La caída de la producción nacional se producirá justo en el momento en que las refinerías estadounidenses comienzan a procesar más petróleo luego del mantenimiento estacional, atenuando el mayor exceso de oferta desde 1930. Se espera que los retiros de las existencias estadounidenses de petróleo traigan alivio a un mercado en el que los precios cayeron más de cincuenta dólares por barril desde junio.

El alivio podría resultar temporal por cuanto las empresas petroleras estadounidenses están acumulando una cantidad importante de pozos perforados que planean fracturar hidráulicamente y poner en servicio tan pronto como los precios se recuperen. Analistas como Wood Mackenzie Ltd. calcularon que las existencias han aumentado a más de tres mil pozos incompletos.

Los pronósticos de producción de la EIA para mayo abarcan el rendimiento de los grandes yacimientos que, en conjunto, representaron el noventa por ciento del crecimiento de la producción nacional de 2011 a 2012.