Investigan a exdirector del FMI por sospechas de blanqueo de capitales

El Fisco español investiga al exministro de Economía y exdirector general del FMI Rodrigo Rato por la sospecha de que haya podido blanquear capitales al acogerse a una amnistía fiscal destinada a la regularización de patrimonio.

Exdirector gerente del FMI, Rodrigo Rato. LA PRENSA/Archivo

El Fisco español investiga al exministro de Economía y exdirector general del FMI Rodrigo Rato por la sospecha de que haya podido blanquear capitales al acogerse a una amnistía fiscal destinada a la regularización de patrimonio.

Rodrigo Rato se acogió a la amnistía fiscal en 2012 para regularizar su patrimonio y a raíz de ello la Agencia Tributaria comenzó a investigar un «complejo entramado societario familiar», explicaron hoy a Efe fuentes próximas al proceso.

Fruto de ese trabajo y ante la duda del origen de los bienes declarados por Rato el Ministerio de Hacienda le incluyó en un listado de 705 personas sospechosas de haber podido blanquear capitales con la amnistía fiscal.

A partir de ahí serán los técnicos en inteligencia financiera del Ministerio de Economía los que ahonden en la investigación para confirmar si existen indicios de delito.

El diario digital Vozpópuli adelantó ayer esa noticia y aseguraba que el exministro de Economía posee, desde finales de 2013, el 75 por ciento de una sociedad con conexiones en Gibraltar y las Islas Vírgenes.

En declaraciones a Efe, Rato ha negado que tenga o haya tenido nunca una sociedad con sede en dichos paraísos fiscales, al tiempo que ha asegurado que no tiene constancia de que esté siendo investigado por Economía.

Rodrigo Rato declinó comentar si se acogió a la amnistía fiscal, una noticia que fuentes del Gobierno han confirmado a varios medios y ha generado un aluvión de reacciones.

Los grupos parlamentarios de la oposición fueron los primeros en criticar la posibilidad de que Rato haya podido blanquear dinero tras acogerse a la última regularización fiscal extraordinaria, que coloquialmente se conoce como amnistía fiscal.

Por parte del Gobierno, los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Economía, Luis de Guindos, alegaron la obligación de confidencialidad para evitar comentar el asunto.

Por su parte, antiguos compañeros de Rato en el Partido Popular (PP, centroderecha) pidieron que dé explicaciones acerca de su situación patrimonial.

Con el objetivo de hacer aflorar dinero no declarado, el Gobierno español aprobó en 2012 un programa de regularización de activos ocultos que establecía un gravamen especial del 10 % para todas las rentas que salieran a la luz.

El gravamen era del 8 % para empresas que aflorasen dividendos procedentes de fuente extranjera o rentas derivadas de la transmisión de participaciones.

El proceso estuvo abierto entre junio y noviembre de 2012 y permitió que se declararan 40.000 millones de euros.

Ello generó ingresos de 1.200 millones para las arcas del Estado, casi la mitad de lo que el Gobierno esperaba recaudar.

Sin embargo, quien haya cometido un delito de blanqueo o alzamiento de bienes seguirá siendo responsable de ello aunque se hubiese acogido a la amnistía fiscal, lo que provocó que la Agencia Tributaria detectara 705 casos sospechosos, entre ellos el de Rato.

Ministro de Economía entre 1996 y 2004 y director gerente del FMI entre 2004 y 2007, Rato fue después presidente de las entidades Caja Madrid y Bankia, por cuya gestión también es investigado en diferentes casos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: