Chris Gardner, una guía al éxito

Los momentos difíciles en su vida fueron el motor para impulsarlo a perseguir la felicidad. Chris Gardner realizó su anhelada conferencia en nuestro país anoche, desde la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, en donde muchos, como en un salón escolar, recibían las más memorables lecciones de una vida para nada color rosa. Gardner inició la noche con humor. “Quiero aclarar que este tipo no estará esta noche”, dijo mostrando una foto del actor Will Smith, quien interpretó en el cine la vida del ahora empresario.

LA PRENSA/ JORGE TORRES

Los momentos difíciles en su vida fueron el motor para impulsarlo a perseguir la felicidad. Chris Gardner realizó su anhelada conferencia en nuestro país anoche, desde la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, en donde muchos, como en un salón escolar, recibían las más memorables lecciones de una vida para nada color rosa. Gardner inició la noche con humor. “Quiero aclarar que este tipo no estará esta noche”, dijo mostrando una foto del actor Will Smith, quien interpretó en el cine la vida del ahora empresario.

El conocido como “CEO de la felicidad” relató los momentos cumbre de su vida que lo impulsaron a ser perseverante y a mantener la esperanza firme y sólida. Su infancia la vivió bajo la tutela de su madre —creció sin su padre— y un padrastro que le recordaba que su papá simplemente no estaba presente. “Por ello, a los 5 años me prometí que si algún día llegase a tener un hijo, yo estaría ahí”. Bajo esa promesa Gardner enfrentó momentos difíciles cuando su exesposa le entregó a su hijo, quien en la película es interpretado por Jaden Smith, de 5 años.

En la vida real, para ese entonces de duras circunstancias, su hijo en realidad tenía 14 meses. Con él durmió en hoteles, estaciones de tren, terminales de buses y baños públicos, según relató mientras ejemplificaba con escenas de la cinta.

¿Cómo llegue a ese punto? Se preguntaba el empresario. “Yo conduje a esto. Tuve que ver con las circunstancias”.

Uno de los momentos especiales de la noche fue cuando Gardner ejemplificaba con gente luchadora, entre ellos Barack Obama, Oprah Winfrey y Denis Martínez, el pelotero nicaragüense. “Todos ellos son plan A, no plan B”, dijo refiriéndose a que los grandes logros en la vida se obtienen con determinación y disciplina.

“Plan B sucks”, coreaban los asistentes guiados por Gardner, mientras él explica que siempre debemos tener en la vida un plan A y luchar por él. “La esperanza es algo hermoso, pero no es suficiente. Tienes que tener un plan. Cuando algo te apasiona no debe haber un plan B, alentó el conferencista. “Al igual que yo, alguien tomó la decisión que lo que fueron problemas o situaciones para mí, no lo serán para mis hijos”.

La visita de Gardner a nuestro país fue organizada por el grupo Cerca y OnStage y contó con el apoyo de diversas marcas y empresas, entre ellas LA PRENSA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: