Ejército colombiano atribuye a las FARC muerte de 10 militares

El Ejército colombiano atribuyó a la guerrilla de las FARC la acción armada en la que murieron diez militares y 18 quedaron heridos en una zona rural del municipio de Buenos Aires, en el departamento del Cauca, en el sudoeste de Colombia.

El comandante de las FARC-EP Pastor Alape. Las FARC afirmaron que la muerte de diez militares del Ejército colombiano por enfrentamientos con la guerrilla en el departamento del Cauca se debe a la «incoherencia» del Gobierno de Colombia, que «está ordenando operativos militares contra una guerrilla en tregua». EFE/Ernesto Mastrascusa

El Ejército colombiano atribuyó a la guerrilla de las FARC la acción armada en la que murieron diez militares y 18 quedaron heridos en una zona rural del municipio de Buenos Aires, en el departamento del Cauca, en el sudoeste de Colombia.

«El comandante de la Tercera División reprocha este acto aleve cuyos autores fueron narcoterroristas de la cuarta comisión de la Columna Móvil Miller Perdomo de las FARC», manifestó el Ejército en un comunicado emitido en Popayán, capital del Cauca.

Por su parte, el comandante de la Tercera Brigada del Ejército, general Mario Augusto Valencia, dijo en una rueda de prensa en Cali, sede de esa unidad, que los militares fueron atacados con granadas, artefactos explosivos y armas de fuego mientras realizaban «operaciones de control territorial» en la zona rural de La Esperanza, perteneciente a Buenos Aires.

Dicha operación estaba a cargo del Batallón de Combate Terrestre No. 110, perteneciente a la Brigada Móvil No. 17 de la Fuerza de Tarea Apolo, que tiene a su cargo la lucha contra la guerrilla en el sudoeste del país.

El general Valencia precisó que en el hecho fueron heridos de consideración un suboficial y dos soldados, mientras que seis soldados más sufrieron heridas leves y otros once «fueron afectados levemente» por los explosivos lanzados por los guerrilleros.

Según el General Valencia, el Ejército tenía conocimiento de que el grupo guerrillero operaba en esa zona, razón por la cual los militares estaban en una misión de control del territorio.

El jefe militar añadió que, debido a problemas climatológicos, «la evacuación de los soldados heridos se ha dificultado» a pesar de que cuentan con la ayuda de la Defensa Civil y de la Cruz Roja Colombiana.

Este incidente es el más grave que se produce en el país desde que las FARC declararon un cese el fuego unilateral e indefinido, en vigor desde el pasado 20 de diciembre, como parte de las negociaciones de paz con el Gobierno que celebran en La Habana desde noviembre de 2012.

También se produce menos de una semana después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunciara la prórroga por 30 días de la suspensión de bombardeos a campamentos de las FARC en respuesta al alto el fuego unilateral de ese grupo.

Santos anunció en Bogotá que viajará hoy mismo a la zona donde se produjo el ataque.