El programa Educando para el Futuro permitió reducir la deserción escolar hasta un 98 por ciento en siete escuelas del país. Antes se reportaba 85 por ciento de permanencia escolar. LA PRENSA/ ARCHIVO

Libros, comida y sillas evitan la deserción

Cuando un niño tiene un asiento para atender las lecciones de su maestra o un desayuno antes de empezar las clases está “a salvo” en la escuela porque es un estudiante que se concentra y no deserta antes de terminar el año escolar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: