Kobe, el Fénix japonés

En Kobe es difícil imaginar que hace veinte años un terremoto de 7.3 grados en la escala Richter destruyó gran parte de la ciudad. Edificios, casas, estaciones de tren y autopistas colapsaron por el sismo, que además causó cientos de incendios y dejó sin vida a más de seis mil personas.

El edificio del Instituto de Reducción de Desastres y Renovación Humana (DRI por sus siglas en inglés) también es un museo y centro de investigación para la creación de políticas sobre reducción de riesgo de desastre en las ciudades. LA PRENSA/ R. ÁLVAREZ

4 columas especial Domingo

En Kobe es difícil imaginar que hace veinte años un terremoto de 7.3 grados en la escala Richter destruyó gran parte de la ciudad. Edificios, casas, estaciones de tren y autopistas colapsaron por el sismo, que además causó cientos de incendios y dejó sin vida a más de seis mil personas.

Esta ciudad japonesa —de 1.5 millones de habitantes— se recuperó en diez años, gracias a la creación del Plan Hyogo- Fénix, para la reconstrucción de ciudades en toda la región de Hyogo, donde está localizada Kobe.

Esta ciudad logró levantarse e incluso mejoró después de haber perdido siete trillones de yenes en un solo día, según el informe de daños reportados por el Gobierno de Japón tras el terremoto.

249,180 fue el número de edificios dañados y destruidos a nivel nacional por el Gran Terremoto Hanshin-Awaji ocurrido el 17 de enero de 1995 y que afectó principalmente la ciudad portuaria de Kobe en Japón.

Ahora, los ciudadanos están más conscientes del riesgo con el que viven y no olvidan los daños que dejó el Gran Terremoto Hanshin-Awaji.

Eran las 5:46 a.m. del 17 de enero de 1995, Saburo Tanigawa aún dormía, pero un fuerte movimiento lo despertó.

“Yo estaba durmiendo cuando sentí un movimiento fuerte y severo. Pensé que los terremotos solo causaban movimientos horizontales pero lo que yo sentí era un movimiento vertical, entonces pensé que un avión o algo había caído en nuestro patio. No tuve oportunidad de esconderme bajo la cama, sentí que estuve en shock durante unos treinta o sesenta segundos pero, según escuché de los especialistas el terremoto duró entre veinte y treinta segundos. En esos pocos segundos, más de 6,430 personas murieron”, narró Tanigawa.

En ese entonces, Tanigawa era director del departamento de construcción del Ayuntamiento de Ashiya, una vez que se aseguró que su familia estaba bien, decidió emprender una caminata de 25 kilómetros para presentarse al ayuntamiento y ver en qué podía ayudar. “Al caminar fui testigo del infierno”, repite mientras revive ese día.

Ahora, veinte años después, Tanigawa trabaja como guía voluntario en el Instituto de Reducción de Desastres y Renovación Humana (DRI, por sus siglas en inglés), un edificio inaugurado en abril de 2002, que alberga un museo con historias y objetos relacionados con el terremoto y donde también se realizan investigaciones sobre la creación de políticas para la reducción de riesgo de desastres en las ciudades.

Al contar su historia, Tanigawa incluye el lema que los ciudadanos de Kobe adoptaron para el museo DRI: “No olvidamos”.

Para la ejecución del Plan de Reconstrucción Hyogo-Fénix  se invirtieron 17 trillones de yenes,  (170 mil billones de dólares aproximadamente) distribuidos en trabajos de reconstrucción  para diez ciudades y diez pueblos en la región.  LA PRENSA/ R. ÁLVAREZ
Para la ejecución del Plan de Reconstrucción Hyogo-Fénix se invirtieron 17 trillones de yenes, (170 mil billones de dólares aproximadamente) distribuidos en trabajos de reconstrucción para diez ciudades y diez pueblos en la región.
LA PRENSA/ R. ÁLVAREZ
LA RECUPERACIÓN DE MANAGUA

En Nicaragua, los escenarios de desastre no nos son ajenos, especialmente los terremotos. En la memoria de muchos vive la madrugada del 23 de diciembre de 1972, cuando un terremoto de 6.2 grados en la escala Richter, destruyó casi el noventa por ciento de los edificios de Managua y dejó más de diez mil muertos.

Cuarenta años después, la capital ha crecido pero no se ha recuperado. A diferencia de Kobe, en Managua han habido varios intentos de desarrollar un plan maestro de ordenamiento posterior al terremoto de 1972.

Según información proporcionada por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), desde el año 1999, JICA realizo el documento Plan Integral de Transporte y Vialidad del Municipio de Managua, en un resumen ejecutivo presentado a la Alcaldía de Managua durante la administración de Roberto Cedeño.

Ocho años después, en 2007, la Alcaldía elaboró el Plan de Acción para la Región Metropolitana, donde se incluía todos los municipios de Managua y municipios de Masaya, Granada y Carazo, pero este tampoco se ejecutó.

Nuevamente en 2014, la Alcaldía de Managua envió un documento al Gobierno de Japón planteando la propuesta para la elaboración de un Plan Maestro. Tras la comunicación, en octubre de ese mismo año, vino una misión para visitar varias zonas donde se trabajaría este plan.

“Actualmente, el Plan Maestro está en estudio por parte de Japón y la Alcaldía , por lo que no se tiene seguro cuando iniciaría el proyecto”, detalló JICA en la información brindada.

En el edificio DRI se exhiben objetos y pertenencias  de las familias sobrevivientes al terremoto. LA PRENSA/ R. ÀLVAREZ
En el edificio DRI se exhiben objetos y pertenencias de las familias sobrevivientes al terremoto.
LA PRENSA/ R. ÀLVAREZ
PROGRAMA PARA PERIODISTAS

Através del Programa de Invitación de Medios “Gestión de Desastres-Utilizando experiencia japonesa para construir sociedades resistentes a los desastres en los Países en Desarrollo”, periodistas de 16 países del mundo, conocieron de la experiencia de Japón en reducción de riesgo de desastres y cómo este país se ha sobrepuesto a los desastres producidos por el terremoto en Kobe de 1995 y al tsunami en Sendai de 2011.

La Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) extendió invitaciones a periodistas de El Salvador, Colombia, Perú, Brasil, Chile, Myanmar, Sri Lanka, Bangladesh, Indonesia, Filipinas, Vietnam, Tailandia, Pakistán, Irán, Fiji y Nicaragua, quienes participaron del programa y lograron conocer el avance en cuenta a prevención, atención y mitigación de desastres que el país nipón tiene.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: