Argentina y Rusia sellan relación estratégica con acuerdos nuclear y de gas

La presidenta argentina, Cristina Fernández, y el ruso, Vladímir Putin, profundizaron en la relación estratégica entre ambos países con la firma de varios memorandos de intención para cooperar en importantes sectores como el de la energía nuclear o el gas, así como un plan de acción integral.

El presidente ruso, Vladimír Putin (i), y su homóloga argentina, Cristina Fernández, durante la firma de acuerdos de cooperación tras su reunión en el Kremlin en Moscú (Rusia). EFE/ALEXEY DRUZHINYN / POOL

La presidenta argentina, Cristina Fernández, y el ruso, Vladímir Putin, profundizaron en la relación estratégica entre ambos países con la firma de varios memorandos de intención para cooperar en importantes sectores como el de la energía nuclear o el gas, así como un plan de acción integral.

La firma de más de una decena de documentos presidida por ambos tras reunirse en el Kremlin puso fin a la visita de dos días de la mandataria -la tercera a Rusia- que estuvo marcada, además, por la complicidad en las posiciones políticas en la arena internacional.

Con Moscú enfrentada a Occidente por la crisis de Ucrania, Fernández destacó que ambos coincidieron en «la necesidad de respetar la multilateralidad encarnada por Naciones Unidas».

La presidenta agradeció «el apoyo de Rusia a Argentina en esa lucha en la que somos cabeza de playa contra los fondos buitre, el capital especulativo», así como a favor de la soberanía argentina sobre las Malvinas.

«Hace 130 años que nuestros países establecieron relaciones diplomáticas. En este tiempo los países han cambiado, el mundo se ha transformado, pero lo que no ha cambiado es la voluntad de nuestros pueblos de seguir avanzando en las relaciones», dijo, por su parte, Putin.

Aunque no se ha firmado ningún acuerdo concreto con cifras de inversión, la cantidad e importancia de los memorandos de intenciones y convenios suscritos por distintos organismos y empresas de ambas partes suponen un gran refuerzo de estas relaciones.

Uno de los primeros documentos suscritos es un memorando de entendimiento entre el gigante ruso Gazprom y la petrolera argentina YPF, que firmaron sus respectivos responsables, Alexéi Miller y Miguel Galuccio, para que el consorcio gasístico ruso entre en el yacimiento de Vaca Muerta, el segundo del mundo en gas no convencional.

En el terreno nuclear, se suscribió un memorando de intenciones para la construcción de la sexta central nuclear en Argentina.

«La implementación de los acuerdos alcanzados hoy en este ámbito (de la energía atómica) permitirá a Argentina acceder a tecnologías punta rusas, que cumplen las normas más estrictas en materia de seguridad nuclear», dijo el jefe del Kremlin.

La presidenta argentina dijo que espera que en el próximo Foro Económico de San Petersburgo, en junio, se pueda «llegar al acuerdo definitivo para la construcción» de dicha central.

También destacó la importancia del acuerdo firmado por parte de la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina y la TVEL, empresa subsidiaria de la rusa Rosatom, para la compra de uranio metálico para los reactores nucleares de fabricación argentina vendidos a terceros países.

Otro de los documentos prevé la participación rusa en el desarrollo de la central hidroeléctrica Chihuido I, de casi 700 megavatios en la provincia de Neuquén, por un monto total de cerca de 2.000 millones de dólares.

Paralelamente, los ministros de Exteriores de ambos países, Serguéi Lavrov y Héctor Timmerman, firmaron un «Plan de acción para la cooperación estratégica integral».

Los responsables de Defensa argentino y ruso suscribieron igualmente un convenio para la cooperación militar, y finalmente los propios presidentes rubricaron una declaración conjunta para el establecimiento de la asociación estratégica integral entre ambos países.

En el terreno político, abordaron la crisis ucraniana, y coincidieron en que «la diplomacia es el único camino para resolver» los conflictos, destacó Fernández.

«Hemos expresado nuestra condena a todo tipo de injerencias externas en otros países», subrayó.

Cuando está a punto de celebrarse el 70 aniversario de la derrota del nazismo en la Segunda Guerra Mundial, la mandataria argentina elogió «el aporte invalorable del Ejército soviético» y «el sacrificio» de su pueblo, que se llevó las vidas de 26 millones de civiles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: