Inversionistas frenan declive del euro

El torrente de dinero que liberó el Banco Central Europeo (BCE) alimenta la demanda de los estadounidenses y otros inversores internacionales de las acciones de la región, así como de la moneda necesaria para adquirirlas.

El torrente de dinero que liberó el Banco Central Europeo (BCE) alimenta la demanda de los estadounidenses y otros inversores internacionales de las acciones de la región, así como de la moneda necesaria para adquirirlas. Los fondos de inversión globales y los fondos que cotizan en bolsa que se concentran en acciones europeas atrajeron 63,600 millones de dólares este año hasta el 22 de abril, un setenta por ciento más que en igual período de 2014, según datos que recopiló EPFR Global.

Más que un reflejo de las perspectivas de crecimiento de la zona del euro, la demanda de la moneda que comparten 19 países refleja el interés de los inversores que quieren una parte del alza de 19 por ciento de las acciones de la región en lo que va del año.

“Las acciones europeas pasaron de la noche a la mañana de ser una clase muy impopular de activos a convertirse en muy buscadas”, dijo David Donabedian, máximo responsable de inversión en Atlanta de Atlantic Trust Private Wealth Management, que administra 26,200 millones de dólares. “A corto plazo, es probable que estabilice un poco más”.

La demanda de las acciones de la región ha llevado el Índice Stoxx Europe 600 a un récord, desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciara su Plan de Flexibilización Cuantitativa (QE por la sigla en inglés) el 22 de enero. Los aumentos reflejan la reacción que despertó el tercer programa de compra de bonos de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que se extendió desde septiembre de 2012 hasta octubre de 2015 e hizo subir las acciones estadounidenses. El dólar subió alrededor de diez por ciento en ese período.

Algunas firmas administradoras de dinero han renunciado a las coberturas cambiarias en sus inversiones europeas, escribieron analistas de Nomura Holdings Inc. encabezados por Jens Nordvig el pasado 17 de abril.

Inversionistas confiados

A lrededor del 30 por ciento de los 25,500 millones de dólares inyectados a los fondos que cotizan en bolsa de los Estados Unidos concentrados en acciones europeas adoptó estrategias sin cobertura, según datos que recopiló Bloomberg.
Esos 8,000 millones de dólares son comparables al monto total que se invirtió en el mismo período de 2014 en fondos que cotizan en bolsa de similar concentración, con y sin cobertura.

“Si se es un inversor norteamericano, por fin tenemos una QE (Plan de Flexibilización Cuantitativa) y por fin las autoridades responden”, dijo la semana pasada Susanne Alexandor, miembro del equipo de inversión de Cougar Global Investments Ltd., firma de Toronto de inversión en fondos que cotizan en bolsa y que administra 1,300 millones de dólares. “Nos gusta el mercado y decidimos tomar la moneda sin cobertura porque no estamos muy convencidos de que el euro pueda bajar demasiado respecto del nivel actual”, afirmó Alexandor.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: