Desarticulan en Costa Rica banda narco cuyo líder operaba desde Nicaragua

La banda era liderada por el costarricense Luis Ángel Martínez Fajardo, de 32 años, alias Pollo, quien tenía su base de operaciones en Nicaragua, donde está detenido después de haber sido capturado con una cédula nicaragüense falsa.

Por tierra y aire las autoridades ejecutaron los allanamientos para desbaratar a la banda narco. CORTESÍA OIJ y MSP.

Autoridades costarricenses desarticularon en varios allanamientos a una banda de narcotraficantes y sicarios asociados a la ola de ajusticiamientos en ese país, cuyo líder operaba desde Nicaragua.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ), todos los cuerpos de policía del Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público; con 600 oficiales realizaron 27 allanamientos en el centro y sur del país para capturar a 14 personas sospechosas de conformar una banda narco señalada de homicidios, traficar, preparar y vender droga.

La banda era liderada por el costarricense Luis Ángel Martínez Fajardo, de 32 años, alias Pollo, quien tenía su base de operaciones en Nicaragua, donde está detenido después de haber sido capturado con una cédula nicaragüense falsa.

El OIJ tramita la extradición de Pollo, según su director, Francisco Segura. La banda de este sospechoso es rival de El Indio, como es conocido el nicaragüense naturalizado tico Marco Antonio Zamora Solórzano, condenado a 70 años de cárcel por narcotráfico, asesinato y lavado de dólares y quien desde la cárcel habría desatado una matanza el año pasado en los barrios del sur de San José.

Segura explicó, dentro de la banda de Pollo cada quien tenía su rol. Tres eran los líderes, uno se dedicaba exclusivamente al negocio de la marihuana, cuatro preparaban el crack, uno transportaba el cargamento y tres más encargados de los ajustes de cuentas; es decir, son señalados de tres crímenes vinculados al narco.

Al momento lo decomisado son 16 millones con 617 mil colones en efectiv (30 mil dólares), 1,460 dólares también en efectivo, 13 armas de fuego de las cuales 10 son pistolas, una carabina, una escopeta, un revolver, además de tres carros y dos motocicletas.

El Fiscal General, Jorge Chavarría explicó que el operativo iba dirigido a terminar con la ola de asesinatos narcos en el sur de San José, la capital.

“Hemos realizado un esfuerzo conjunto para tratar de acabar con esta epidemia de homicidios que hemos tenido en los últimos meses. Hoy estamos culminando con una operación con la que esperamos tener controladas las dos principales organizaciones que están operando en la periferia”, dijo el fiscal.