Karla Argüello de Paguaga. Peinado y maquillaje: Anabelle Coiffeur. FOTO: LA PRENSA/D. LÓPEZ

“Los buenos modales abren puertas”

Cuando Karla Argüello era apenas una niña, tuvo su primer encuentro con la elegancia y el buen gusto. Se los presentó su mamá: Fresia Tellería, cuyo refinamiento se perfeccionó cuando junto a sus dos hijas decidió inscribirse en clases de Etiqueta y Modelaje profesional. Para Karla, sería el inicio de una aventura inolvidable, que más tarde convertiría en su pasión y mucho después en su trabajo. Hoy, es considerada toda una gurú en el ramo, tanto así, que incluso ha logrado premios internacionales por su desempeño.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: