A prepararse por si viene El Niño

Pese a que los pronósticos indican que de establecerse El Niño sus efectos serán menos severos que el año pasado, deben tomarse acciones preventivas para proteger la actividad agrícola y pecuaria, especialmente en el corredor seco, así lo advierten el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC).

Pese a que los pronósticos indican que de establecerse El Niño sus efectos serán menos severos que el año pasado, deben tomarse acciones preventivas para proteger la actividad agrícola y pecuaria, especialmente en el corredor seco, así lo advierten el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC).

Las organizaciones estiman que por influencia de El Niño, los países del istmo pueden enfrentar temperaturas cálidas, una temporada de ciclones activa en el Pacífico, un veranillo (canícula) intenso y prolongado, y lluvias irregulares. “Situaciones por las que deberían tomar acciones preventivas para proteger su productividad agrícola”, aconseja el IICA a través de un comunicado.

Estas condiciones “representan riesgos para la producción de granos básicos, caña de azúcar y ganadería en gran parte del Corredor Seco Centroamericano, donde prevalecerán condiciones de sequía”, expresó Manuel Jiménez del IICA.

Pero en otras zonas, la irregularidad en las lluvias puede ser favorable para algunas actividades, “pues las precipitaciones por encima de lo normal beneficiarían el crecimiento de los cultivos”.

También se recomienda monitorear las siembras, usar semillas tolerantes a la sequía, diversificar la producción con cultivos menos sensibles a la escasez de lluvias y ajustar los calendarios de siembra para evitar ser sorprendidos por un falso inicio de las precipitaciones.

A los ganaderos, Nadia Chalabi, consultora de la secretaría ejecutiva del CAC, los insta a “tomar previsiones para la alimentación de los animales y el suministro de agua, así como reforzar la vigilancia sanitaria y sembrar pastos resistentes a las condiciones secas”. Y como medida de largo plazo, el desarrollo de sistemas silvopastoriles.

Además se deben redoblar los esfuerzos en la vigilancia fitosanitaria, el control de las plagas y el uso de tecnologías para la agricultura de subsistencia. Entre ellas la captura y almacenamiento de agua de lluvia y el riego a pequeña escala.

Estas recomendaciones están basadas en las conclusiones que especialistas en agricultura, hidrología y meteorología, emitieron durante el XLVI Foro Climático de América Central, realizado recientemente en Managua.

1.80 millones de manzanas se cultivaron en el ciclo agrícola 2013-2014, según cifras oficiales. Al menos 1.17 millones de manzanas se dedicaron a la producción de granos básicos.

CONDICIONES ESPERADAS

Durante el XLVI Foro Climático de América Central realizado en Managua se pronosticó el inicio de la temporada lluviosa para el veinte de mayo. Pero no se descartó el riesgo de un falso inicio de esta.

Las perspectivas para la temporada son: que las temperaturas se mantendrán cálidas, por encima de los umbrales que definen al fenómeno El Niño.

Muy probablemente las temperaturas en el Atlántico Tropical seguirán mostrando valores por debajo de lo normal.

La temporada de ciclones tropicales en la cuenca del océano Atlántico se prevé menos activa que lo normal. Mientras que en la cuenca del Pacífico se pronostica una actividad ciclónica mayor que la normal. También se prevé que habrá una canícula más intensa y prolongada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: