“No existe verdadera oposición”

Monseñor Rolando Álvarez Lagos, miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), asegura que la oposición política en Nicaragua no tiene ni unidad ni un proyecto de nación y criticó que estos buscan negociaciones de cúpulas y alzan la voz solo en momentos circunstanciales.

Monseñor Rolando Álvarez Lagos, obispo de Matagalpa y miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). LA PRENSA/ ARCHIVO

Monseñor Rolando Álvarez Lagos, miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), asegura que la oposición política en Nicaragua no tiene ni unidad ni un proyecto de nación y criticó que estos buscan negociaciones de cúpulas y alzan la voz solo en momentos circunstanciales.

A juicio de Álvarez, la demanda de una reestructuración del Consejo Supremo Electoral (CSE) no es para los obispos un discurso electoral, sino una demanda institucional por la estabilidad social y política del país.

“El discurso de la reestructuración del Consejo Supremo Electoral (CSE), el cambio de autoridades electorales, de mecanismos de transparencia, de respeto al voto popular no es para la obispos un discurso electoral ni nuevo. Y quiero decir que no lo hacemos cuando se avecinan las elecciones, sino que es un discurso institucional porque está en juego la institucionalidad del Estado y por lo tanto del país. Eso implica que está en juego la misma estabilidad social y nacional”, planteó Álvarez, en clara referencia a los opositores, quienes en momentos en que se avecinan elecciones salen a las calles para demandar transparencia del voto en las urnas.

BUSCAN CUOTAS DE PODER

Para monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, en Nicaragua no existen muestras claras de una verdadera oposición y criticó que estos anden en búsqueda de negociaciones de poder y de cúpulas.

“En Nicaragua no hay muestras claras de una verdadera oposición, vemos iniciativas eventuales, circunstanciales a veces aisladas que muchas veces pareciera que son búsquedas de cuotas de poder y de negociación, para conseguir acuerdos que beneficien a cúpulas; de tal forma, que pienso que a estas alturas hablar de una verdadera reforma y reestructuración electoral deberían plantearse los así llamados partidos de oposición, un cuestionamiento serio sobre su finalidad que ellos tienen en este momento”, cuestionó el jerarca católico.

Álvarez sostiene que aparte de la división que existe en los políticos en general “no se nota una voluntad política seria e institucional para sacar adelante el país”, reiterando que siempre giran en intereses de cúpula.

“El país necesita una renovación completa en el tejido estructural político para poder salir adelante, porque los diálogos que nosotros los obispos hemos propuesto no son parciales, unilaterales o por facciones, sino integral donde estén todos los sectores involucrados por el bien del país”, reflexionó el obispo Álvarez.

NO CONTROLAR INTERNET

Sobre la iniciativa del Gobierno de pretender controlar la información de los usuarios del internet, monseñor Rolando Álvarez recomendó al mismo respetar la libertad de comunicación de la población, dado que tal medida podría crear un malestar social. “Mi sugerencia es que se deje en libertad de comunicación a los nicaragüenses porque en esa medida el pueblo va a tener al menos algunos espacios para poder expresarse; contrariamente si los espacios se van cerrando, como ya lo hemos dicho en otras ocasiones, el malestar social va aumentando y yo creo que nadie quiere un malestar social que vaya a desembocar en situaciones que no son constructivas para nadie”, sugiere Álvarez, también presidente de la Comisión de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: