Petróleo baja con más fuerza

Los precios del petróleo bajaron fuertemente ayer en Nueva York, ante un retorno del escepticismo sobre una próxima reducción de la oferta, tanto en Estados Unidos como en Medio Oriente, y en un marco de inestabilidad por motivos técnicos.

LA PRENSA/ARCHIVO

Los precios del petróleo bajaron fuertemente ayer en Nueva York, ante un retorno del escepticismo sobre una próxima reducción de la oferta, tanto en Estados Unidos como en Medio Oriente, y en un marco de inestabilidad por motivos técnicos.

El precio del barril de “light sweet crude” (WTI, de referencia para Nicaragua) para entrega en junio, en su último día como contrato de referencia, perdió 2.25 dólares, a 57.99 dólares, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio terminó la sesión a 64.02 dólares, también en baja de 2.25 dólares en relación al cierre del lunes.

Los precios, que habían subido fuertemente en los últimos dos meses tras alcanzar su nivel más bajo en seis años a mediados de marzo, no operaban en este nivel desde inicios de mayo.

“Los precios del crudo subieron demasiado rápido y demasiado alto”, evaluó Kyle Cooper, de IAF Advisors. “En particular, el equilibrio de la oferta y la demanda no ha mejorado tanto en Estados Unidos”.

Los inversores parecen además ganados por el pesimismo en la víspera de la publicación semanal por parte del gobierno de Barack Obama del estado de las reservas de petróleo en Estados Unidos.

“Hace dos semanas que las reservas estadounidenses caen”, pero siguen estando en un nivel elevado “y la producción, que es tal vez el elemento más importante, se mantiene por encima de 9.3 millones de barriles”, advirtió Gene McGillian, de Tradition Energy.

El mercado digerirá antes las estimaciones al respecto de la asociación profesional American Petroleum Institute (API), previstas para el martes por la noche.

Por ahora, los inversores no encontraron apoyo en Medio Oriente para sostener los precios, al día siguiente del anuncio de que las exportaciones de Arabia Saudita, líder de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), alcanzaron en marzo su nivel más alto desde 2005 y que las de Irak, también miembro del cartel, subieron fuertemente el mismo mes.

“La sobreoferta proveniente de Medio Oriente de ninguna forma está en camino de disminuir”, indicó Christopher Dembik, analista de Saxo Banque.

Además de la problemática de la oferta y la demanda, “el fortalecimiento del dólar pone presión en los precios”, estimó Cooper.

US$43.46 es el precio mínimo al que ha llegado este año el barril de petróleo de Texas. Ese fue el precio de cierre del pasado 17 de marzo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: