Guatemala y OEA acuerdan crear comisión para seguir proceso electoral

El presidente Otto Pérez Molina indicó en conferencia que Almagro le expresó su compromiso y disposición para mandar una misión de observación a Guatemala que pueda seguir "el proceso electoral, el día de las elecciones, y el postelectoral".

El presidente de Guatemala Otto Pérez Molina (drch) durante una reunión privada con el secretario general de la OEA, Luis Almagro. LA PRENSA/AFP

Guatemala y la Organización de los Estados Americanos (OEA) acordaron la creación de una comisión de seguimiento para el proceso electoral que se celebrará en el país centroamericano el próximo 6 de septiembre.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, y el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, mantuvieron una reunión de 40 minutos, a puerta cerrada, en la Casa Presidencial.

Tras este encuentro, el primero desde que Almagro asumió el puesto el pasado martes 26  de mayo, el secretario general de la OEA se marchó sin hacer declaraciones.

Pérez Molina indicó en conferencia que Almagro le expresó su compromiso y disposición para mandar una misión de observación a Guatemala que pueda seguir «el proceso electoral, el día de las elecciones, y el postelectoral». Así, indicó que la OEA ya está con los preparativos para seleccionar al jefe de esta delegación, como lo ha hecho desde los últimos años, aseguró.

Alrededor de 7,5 millones de guatemaltecos están llamados a las urnas para elegir presidente, vicepresidente, 338 corporaciones municipales, 158 diputados al Congreso y 20 al Parlamento Centroamericano (Parlacén) para el periodo 2016-2020.

El nuevo secretario de la OEA llega a Guatemala cuando el país vive una crisis institucional debido a escándalos de corrupción que obligaron a Pérez Molina a reformar su gabinete y aclarar que no renunciará a la Presidencia pese a la presión de distintos sectores sociales y políticos para que lo haga.

Almagro y Pérez Molina hablaron de esta coyuntura que atraviesa Guatemala debido al descubrimiento de varios escándalos de corrupción en los últimos dos meses.

Según el mandatario guatemalteco, conversaron sobre esto «en términos generales», así como de los reclamos de la población surgidos tras la revelación de los hechos de corrupción.

«Ellos (la OEA) van a respaldar todas las acciones que se estén llevando adelante en favor de la transparencia, en la lucha contra la corrupción», dijo Pérez Molina sobre lo expresado por Almagro.

El presidente anunció que el país centroamericano podría realizar la consulta popular relacionada con el diferendo territorial que mantiene con Belice durante una eventual segunda vuelta de las elecciones generales, que se realizarían el próximo mes de octubre.

Los ciudadanos guatemaltecos decidirían así si el centenario litigio territorial entre los dos países se eleva a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El mandatario guatemalteco explicó que la modificación del Acuerdo Especial de 2008 entre Guatemala y Belice, que fue rubricada este lunes por ambos países, debe ser conocida por el Congreso, y si se aprueba con rapidez, y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo acepta, se podría añadir una segunda papeleta en una eventual segunda vuelta de las elecciones generales.

Según el presidente, el secretario de la OEA manifestó su apoyo y seguimiento a esta consulta popular durante el encuentro que celebraron, en el cual también participó el ministro de asuntos exteriores de Belice, Wilfred Elrington.

Un comunicado de la cancillería de Guatemala detalló que Almagro sostuvo un encuentro con el grupo de «países amigos» del proceso Guatemala-Belice, a través de sus representantes diplomáticos acreditados en la nación centroamericana.

Almagro reiteró el compromiso de la OEA por acompañar el proceso y propiciar las condiciones adecuadas para la resolución pacífica del mismo, ya que, «cualquier esfuerzo por buscar una solución jurídica, es la paz», agregó.