Él es Germán

Inicialmente quería estudiar Ingeniería Civil o una carrera que significara un reto para él. Pero luego descubrió que lo suyo era la música. A los 13 años estuvo en su primera banda junto con su hermano y decidió mudarse a la capital para seguir su sueño. En 2011 creó su primer vídeo y animado por una amiga decidió subirlo a la web.

“Hola soy Germán y te apuesto una tijera a que estás viendo el monitor de tu computador”, empezaba el primer vídeo que Germán Alejandro Garmendia Aranis grabó y subió a su canal en YouTube Hola Soy Germán. Tenía un pronunciado acento chileno, el cabello corto y un poco de timidez ante la cámara.

Sin embargo, en poco tiempo Germán pasó de ser un youtuber más, a un verdadero fenómeno mundial. Actualmente tiene dos canales que generan millones de visitas al día. En uno sube vídeos cómicos de 4 a 5 minutos todos los viernes, “o algo así”, bromea él mismo por los días en que se desaparece. El otro canal es Juega Germán, en el que se dedica a probar videojuegos para su audiencia.

Gran parte de su infancia pasó recorriendo el país (Chile) junto con su mamá y su hermano, ya que perdió a su papá a los tres años en un accidente automovilístico y esta era una forma de distracción para su familia.

Nunca tuvo un hogar estable: vivió en varias ciudades, asistió a diferentes escuelas y nunca tuvo amigos “de toda la vida”.

Inicialmente quería estudiar Ingeniería Civil o una carrera que significara un reto para él. Pero luego descubrió que lo suyo era la música. A los 13 años estuvo en su primera banda junto con su hermano y decidió mudarse a la capital para seguir su sueño. En 2011 creó su primer vídeo y animado por una amiga decidió subirlo a la web.

“Un día estaba sentado en mi casa como siempre y entonces descubrí YouTube. Por aburrimiento se me ocurrió crear un canal, subir vídeos: el primero se llamó Cosas obvias de la vida”, dice Germán en uno de sus peculiares vlogs, este en específico ya cuenta con 7.72 millones de reproducciones.

Los vídeos del fin de semana se volvieron un hábito. Desde entonces, todos los viernes millones de seguidores en Twitter, YouTube, Facebook e Instagram esperan la publicación de un nuevo vídeo de “comedia blanca e inocente, casi cayendo a lo ridículo”, ha descrito el propio Germán.

“Se lo pasé a un par de amigos y estos se lo enviaron a más amigos y a la gente le gustó. Me empezaron a pedir que publicara videos todas las semanas y eso hice”, comenta en una entrevista a BBC Mundo.

“Antes de YouTube solía sentir que nadie me entendía y que mi sentido del humor era extraño y a nadie le agradaba. En un principio era tímido, pero gracias a mis seguidores cada día puedo ser más real frente a la pantalla”, cuenta Garmendia en su vídeo Draw my life (dibujo mi vida).

GER1

¿DE QUÉ HABLA GERMÁN?

Cada uno es diferente. ¿Los temas? Las situaciones por las que cualquiera pasa y con las que puede sentirse identificado: los exnovios, hermanos, malos amigos, las canciones, los celulares, los matapasiones, terminar una relación etc., siempre que se vea el lado cómico de la vida.

“El humor que hago en YouTube es bastante inocente. Siempre me ha gustado hacer reír a la gente burlándome de mí mismo, nunca de los demás”, explica Garmendia a la BBC.

Según ha explicado, dedica unas 15 horas a cada uno de sus vídeos, entre prepararse para ellos, grabarlos y editarlos. Sin embargo, a pesar de que es todo un proceso que requiere trabajo y esfuerzo, Germán sigue viéndolo como un pasatiempo y, según cuenta, no tiene planes de dejar de hacerlo, ya que mientras él ría y haga reír a sus seguidores continuará con el programa.

Frases como: “Soy Batman”, “Chupa al perro”, “Soy una mariposa” entre otras, así como diferentes personajes, han hecho de Germán Garmendia el “youtuber” más popular en los últimos años.

Además, en reiteradas ocasiones ha dedicado sus vídeos a responder preguntas que le hacen a través de Facebook, Twitter y el mismo canal en YouTube, para establecer una relación más cercana con sus seguidores de América Latina y el mundo.

La primera vez que alguien le pidió un autógrafo se quedó muy sorprendido. “Mi popularidad ha ido creciendo poco a poco, por lo que he tenido tiempo de acostumbrarme. Es algo extraño porque nadie te enseña a dar un autógrafo o a tomarte una foto con un desconocido. Todavía lo veo como un juego y no le doy importancia”, dice Garmendia.

Pero no se limita a los videos y monólogos graciosos. Recientemente creó su canal Juega Germán, en el que se graba jugando videojuegos recomendados por seguidores de todo el mundo.

GER3

FINANZAS Y PROYECTOS

Según el diario La Nación, cada video de entre 4 y 5 minutos que sube por semana supera las diez millones de reproducciones. Gana entre 172,600 y 2.8 millones de dólares al año, según estimaciones de Social Blade, una herramienta de análisis de rendimiento en redes sociales, que rescata el sitio BNAmericas.

Es una estimación basada en el porcentaje que YouTube le comparte a los youtubers por generar reproducciones de videos (y de publicidad). En promedio, YouTube paga uno o dos dólares cada mil reproducciones de un video.

En junio de 2013 Garmendia se mudó a Los Ángeles, California, en donde buscaba la oportunidad de convertirse en actor. “Mi objetivo en Los Ángeles era convertirme en actor y ¿qué mejor ciudad para hacerlo que esta?”, explicaba Garmendia a la BBC y además cita a los actores Jim Carrey y Adam Sandler como referentes de su profesión.

Estuvo viviendo largo tiempo en México con su novia, pero según él confirmó en su canal, recientemente regresó a Chile y estará ahí por lo menos un año.

GERMAN EN LA WEB

Hola Soy Germán cuenta con 22.37 millones de suscriptores en YouTube. Además es el tercer canal más visto en el mundo. Juega Germán tiene 7.60 millones de suscriptores en YouTube. Es su cuenta de Twitter @Germán Garmendia tiene 5.83 millones de seguidores. Su página de Facebook oficial Hola Soy Germán tiene 15.07 millones de Me Gusta.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: