Clima amenaza a las abejas

Las irregularidades del clima en Nicaragua amenazan la producción de miel natural. Las variaciones en la temporada lluviosa, según Javier Ayala, coordinador de la Asociación de Productores Nacionales de la Miel (Pronamiel), han retrasado la floración de algunas plantas que utilizan para alimentar a las abejas

Las irregularidades del clima en Nicaragua amenazan la producción de miel natural. Las variaciones en la temporada lluviosa, según Javier Ayala, coordinador de la Asociación de Productores Nacionales de la Miel (Pronamiel), han retrasado la floración de algunas plantas que utilizan para alimentar a las abejas, lo que ha elevado el costo de producción de los pequeños y medianos apicultores.

“Definitivamente los efectos del cambio climático están ligados al sector. Los retrasos con las lluvias influyen en que no hayan florecido a tiempo la amarilla o la campanita, flores que utilizamos para darle de comer a las abejas”, manifestó Ayala.

Esta situación, según el coordinador de Pronamiel, ha obligado a los apicultores a emigrar a zonas más boscosas donde existen más árboles florales.

No obstante, Aurora Zeas, gerente general de Zeas Apícola, sostiene que otro recurso para darle de comer a las abejas ha sido un jarabe de agua con azúcar, como sustituto del néctar que los animalitos extraen de las flores.

“Todo ello implica un gasto adicional, y si el productor no estaba preparado puede poner en riesgo su capacidad para producir”, expresó Zeas, quien sostiene que esto sucede desde febrero de este 2015 y los departamentos más afectados son: Chinandega, León, Granada, Masaya, Rivas y Boaco.

CAEN LAS EXPORTACIONES

Para Zeas el avance de las plantaciones de maní, caña de azúcar y musáceas en el occidente del país también se ha convertido para muchas familias de apicultores en una amenaza. “El problema es que cortan árboles, pero no reforestan las áreas que utilizan ni compensan en otras zonas”, mencionó.

Los primeros cinco meses de 2015 han dejado un saldo de 44 por ciento menos en las exportaciones de miel natural, comparado con los mismos meses de 2014.

Las ventas de miel al exterior hasta el 31 de mayo totalizaron 417,849 dólares, inferior a los 749,485 dólares de los mismos cinco meses de 2014, reflejan las cifras del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

El principal mercado de la miel natural es Bélgica, que importó hasta finales de mayo el 55 por ciento de la miel natural exportada. Le siguen Alemania y Costa Rica.

Otra de las particularidades de los cinco primeros meses de 2015 en cuanto a las exportaciones de miel, radica en la caída de mercados como el de Alemania, con un 76 por ciento en valor.

El mercado alemán facturó hasta mayo 157,083 dólares por compra de miel natural, inferior 673,296 dólares de similar período de 2014. También en lo que va del año, no se ha hecho ninguna venta de miel a Reino Unido, cuyo mercado había aportado el año pasado a esta fecha 1,729 dólares.

PRECIO MUESTRA MEJORÍA

La caída en los ingresos, sin embargo, contrasta con una mejora registrada en el precio por kilogramo de miel natural. Según el Cetrex, hasta mayo por cada kilogramo se pagó 3.80 dólares, superior a los 3.51 dólares del mismo período en 2014.

Ayala reconoce que el precio es alentador y que el mismo puede compensar la estructura de costo que se ve amenazada con el gasto de la alimentación para las abejas, ante la falta de plantas jugosas.

Datos del Censo Nacional Agropecuario 2011, muestran que en el país existen 5,108 fincas que tienen colmenas para producción de miel, aunque estas no se dediquen exclusivamente a la actividad apícola.

A nivel nacional se reportaban 26,189 colmenas, siendo Jinotega el departamento con 3,833 colmenas, la mayor cantidad de estas para producir miel de abejas.

fincas exclusivamente dedicadas a la apicultura existen en Nicaragua, según el IV Censo Nacional Agropecuario (Cenagro 2011).

EN MADRIZ ESTÁN ATENTOS

En Madriz, la Cooperativa de Jóvenes Emprendedores (Comjeruma), posee su propio laboratorio y técnicos especializados.

Iván Ramón Bertrand, coordinador de un proyecto local, dijo que desde hace años asesoran a los miembros de las cooperativas en mercadeo, comercialización e implementación de buenas prácticas de manufactura.

“Todo ello en función de alternativas para adaptarse a los efectos que genera el cambio del clima en Nicaragua”, dijo Bertrand.

EN CIFRAS

108 fincas exclusivamente dedicadas a la apicultura existen en Nicaragua, según el IV Censo Nacional Agropecuario (Cenagro 2011).

27 fueron las explotaciones apícolas que generaron empleo durante el ciclo antes mencionado, indica el Cenagro 2011.

200 empleos en el sector apícola se generaron durante el ciclo agrícola 2010-2011, indica el informe oficial, de los cuales 72 fueron permanentes y 128 temporales.

NUEVAS ACCIONES

Para frenar los efectos del cambio del clima que afectan la producción de miel, los apicultores han acordado buscar nuevas zonas más boscosas, que les garanticen alimento con suficiente néctar para nutrir a las abejas, expresó Javier Ayala, coordinador de la Asociación de Productores Nacionales de la Miel (Pronamiel). También, por esfuerzo propio,  reforestarán áreas que están severamente dañadas. “Incluso trabajaremos en la tecnificación del sector”, aseguró Ayala.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: