No hay cifras actualizadas de trabajo infantil

En Nicaragua no existe información actualizada que indique cuántos niños realizan trabajo infantil. Hasta ahora se conocen los datos de la última encuesta de hogares realizada en 2010.

niñez

Los niños de los semáforos persisten pese al llamado Programa Amor del Gobierno. LA PRENSA/J. TORRES

En Nicaragua no existe información actualizada que indique cuántos niños realizan trabajo infantil. Hasta ahora se conocen los datos de la última encuesta de hogares realizada en 2010. Mientras un diagnóstico sobre la situación de la niñez entre 2009 y 2014, realizado por la Asociación de Niños de El Fortín de León, reveló que mientras unos niños salían del basurero donde esa organización brinda atención otros llegaban.

La encuesta de hogares del 2010 indica que en Nicaragua hay más de 323,000 niños que trabajan, explicó Adilia Amaya, de la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni).

Señaló que mientras no hay una nueva encuesta, no puede afirmar si aumentó o disminuyó la cantidad de niños trabajadores. Por tanto, Amaya consideró importante darle seguimiento al caso con una nueva encuesta que permita identificar la cantidad de niños y adolescentes que aún realizan trabajo infantil en el país.

“A mí me gustaría señalar que Nicaragua junto con otros países de América Latina se ha sumado a conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Sumarse a una lucha internacional en el mundo para ir contribuyendo al tema. Todavía tenemos grandes desafíos”, sostuvo Amaya.

En 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) declaró el 12 de junio como Día Internacional contra el Trabajo Infantil. La OIT estima que 215 millones de niños trabajan en el mundo y de esos unos 15 millones son de América Latina.

En Nicaragua, el llamado Programa Amor es la única iniciativa gubernamental dirigida a contrarrestar el trabajo infantil y se proponía sacar a los niños de los semáforos, pero estos continúan observándose en las calles capitalinas.

Mientras en León, según Amalia Cuadra, de la Asociación de Niños de El Fortín, en el basurero municipal donde la organización trabaja han encontrado más de 150 niños cada año. “Se van unos y llegan otros”, afirmó Cuadra, quien considera que en esto incide la migración del campo a la ciudad.

Ahora se observan, dijo Cuadra, niños hasta de 3 años que acompañan a adultos en la recolección de basura. Y ahora muchos de los niños se movilizan en las rutas de los camiones de basura en horas de la noche o la madrugada para recolectar sea cartón, latas, entre otros, donde están expuestos a diferentes tipos de violencia y a accidentes. Además llegan desvelados a las clases.

Amaya señaló en tanto, que si bien es cierto en Nicaragua existen políticas de atención a los niños, como por ejemplo, la gratuidad de la enseñanza, “todavía tenemos niños que están trabajando y que no asisten a la escuela regular”, muchas veces porque no han sido matriculados o porque la escuela queda distante.

Además, dijo Amaya, Nicaragua es firmante del Convenio 182 de la OIT que señala como peores formas de trabajo infantil la explotación sexual comercial o pornografía, entre otros y en el país eventualmente se conoce por publicaciones periodísticas que aún ocurren estos tipos de casos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: