“Laudato dice no al Canal”

El Obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Abelardo Mata Guevara, señaló que la Encíclica Laudato Si (Alabado seas), del papa Francisco, debe hacer reflexionar al gobierno con su proyecto de construcción de un Canal Interoceánico que según el jerarca católico, podría causar la muerte del Lago de Nicaragua.

Algunos obispos nicaragüenses consideran que el mensaje ecológico del papa Francisco alcanza como crítica al proyecto de construcción del Canal Interoceánico a través del lago de Nicaragua. LA PRENSA/ARCHIVO

El Obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Abelardo Mata Guevara, señaló que la Encíclica Laudato Si (Alabado seas), del papa Francisco, debe hacer reflexionar al gobierno con su proyecto de construcción de un Canal Interoceánico que según el jerarca católico, podría causar la muerte del Lago de Nicaragua.

“La Encíclica toca esa temática de respetar la naturaleza y esta es de mucha trascendencia actual para nosotros los nicaragüenses que estamos justamente pensando en un canal en millones y millones de dinero que está en pura teoría, pero a costa de destruir todo el ecosistema de la naturaleza de Nicaragua; porque el país se distingue por sus lagos y volcanes y entre ellos está el Gran Lago, una de las mayores riquezas de América Latina y no tenemos derecho a destruirlo”, reflexionó Mata al analizar el mensaje ecológico del papa Francisco.

“La encíclica cae en Nicaragua como anillo al dedo con la intención de construcción del canal y destruir el Gran Lago, es como que nos estemos autodestruyendo. No es de justicia”, reitera el jerarca católico.

Sobre la construcción del canal Interoceánico los expertos en el tema han advertido que de llevarse a cabo la megaobra, constituirá la destrucción del Lago de Nicaragua.

Miles de familias campesinas serían desplazadas de sus hogares y cientos de campesinos que se oponen a abandonar sus tierras han sido reprimidos por las fuerzas armadas y policiales.

“Dios habla por medio de sus pastores, vean el mensaje del papa. Es un llamado urgente a que no destruyamos la tierra y eso nos conecta a la intención de construir un canal que puede más bien destruir nuestra naturaleza”, dijo Mata.

100 Años es el tiempo que los empresarios chinos podrán administrar el canal y beneficiarse de las tierras y cuerpos de agua que ellos estimen “conveniente” para sostener el proyecto del Canal Interoceánico.

“PONERLA EN PRÁCTICA”

Por su parte, monseñor Bosco Vivas Robelo, vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, respaldó la encíclica del pontífice, que advierte del deterioro de la tierra por el uso irracional de los seres humanos a los recursos naturales. “Yo estoy contento con la encíclica porque será de mucho beneficio para la humanidad. Es positiva y deben ser puestos en práctica los consejos del santo padre. Es urgente cuidar nuestra ecología porque es la que nos da la vida y si ella muere, pues también perecemos nosotros porque somos parte de la naturaleza divina de Dios”, dijo Vivas, obispo de la Diócesis de León.

“El mensaje del papa es un llamado urgente a que no destruyamos la tierra y eso nos conecta a la intención de construir un Canal que puede más bien destruir nuestra naturaleza”. Monseñor Abelardo Mata, obispo de Diócesis de Estelí.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: