Nicaragua pierde guerra de batazos con Cuba

Renato Morales y Ramón Flores le dieron vida a Nicaragua con una sorprendente demostración de poder, dándole el impulso al equipo pinolero para sostener ante Cuba un juego de fantasía ganado por los isleños 18-14, con un jonrón de Yurisbel Gracial con las bases llenas.

Ramón Flores y Renato Morales se unieron para conectar tres jonrones y empujar 11 de las 14 carreras de Nicaragua ayer ante Cuba. LA PRENSA/ ARCHIVO/ CORTESÍA JONANNER NOGUERA

Renato Morales y Ramón Flores le dieron vida a Nicaragua con una sorprendente demostración de poder, dándole el impulso al equipo pinolero para sostener ante Cuba un juego de fantasía ganado por los isleños 18-14, con un jonrón de Yurisbel Gracial con las bases llenas.

Cuba completó la barrida de cinco juegos en esta serie amistosa, pero los nicas dejaron su huella en el último partido, al descargar 17 hits, incluyendo tres jonrones, luego que en los primeros cuatro duelos solamente habían anotado una carrera en 34 innings. Esta fue la mayor cantidad de imparables en un juego frente al picheo cubano, desde que se les pegó 16 cohetes en el Preolímpico de Edmonton en 1995, en un partido que se perdió 11-10.

PAG

Renato, quien estuvo encendido en toda la serie, al reunir ocho hits en 14 turnos para un astronómico promedio de .571, disparó ayer dos jonrones, incluyendo uno con las bases llenas y empujó seis carreras. En tanto, Moncho Flores descargó un Grand Slam en el primer episodio contra el abridor Erly Casanova, como preludio de la tarde de cañoneo incesante en el estadio 26 de julio, en Artemisa.

Cuba no perdió tiempo en responder. En el mismo cierre del primer episodio anotaron ocho carreras, siete de ellas ante el abridor Fidencio Flores, para darle vuelta a la pizarra. Sin embargo, Nicaragua siguió tronando y con un vuelacercas de Renato con uno a bordo, más un boleto a Moncho con los costales repletos, nos arrimamos 8-7.

Los cubanos hicieron otro esfuerzo por desequilibrar la pizarra una vez por todas, al anotar tres en el cierre del segundo, con cuadrangulares de Alexander Malleta y Raúl González frente al zurdo Douglas Solís.

No obstante, Renato volvió a la carga en el inicio del tercero y con un trancazo con las bases llenas emparejó la pizarra 11-11, mientras que un sencillo de Marvin Martínez impulsaba a Edgard Montiel y a Moncho para tomar dos carreras de ventaja.

Darrel Leiva y Gerardo Juárez, los principales candidatos al puesto de rematador del equipo, no pudieron sostener la diferencia. Cada uno permitió una carrera en un inning de labor y Cuba niveló la balanza 13-13 a la altura del cuarto.

Triple de Marvin Martínez y sencillo remolcador de Iván Marín le dieron nuevamente la delantera a Nicaragua en el sexto, luego que la ofensiva había tomado un breve descanso. Cuba también despertó, anotando la del empate contra Samuel Estrada, al robar el home plate Gracial, quien fue el pelotero antillano que mejor lució en la serie al batear de 7-7 y además demostrar una gran velocidad y potente brazo.

Jorge Bucardo, por el lado de los nicas, y Dany Aguilera, combinándose con Yuniel Cano por los cubanos, mantuvieron el partido equilibrado hasta el noveno inning, cuando Gracial volvió a aparecer para pegar un jonrón con las bases llenas contra el novato Jaysson Aburto para definir el encuentro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: