España ofrece a México ser puerta de entrada de su gas en Europa

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ofreció a México que España sea la plataforma de entrada en la Unión Europea (UE) de su gas, en vez de dirigirlo hacia el sur de América.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto (d), y el rey Felipe VI durante el Encuentro Empresarial España-México. LA PRENSA/EFE/Ballesteros

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ofreció a México que España sea la plataforma de entrada en la Unión Europea (UE) de su gas, en vez de dirigirlo hacia el sur de América.

García-Margallo hizo esta propuesta a México en su intervención en el Encuentro Empresarial España-México celebrado en la capital mexicana con la asistencia del jefe de Estado, Enrique Peña Nieto, y Felipe VI durante su visita de Estado al país americano.

«España está en condiciones de ser la plataforma de entrada de la energía mexicana en Europa, porque España tiene siete estaciones de regasificación, más que toda la Unión Europea», destacó el ministro.
García-Margallo explicó que la UE tiene que reducir su dependencia energética de Rusia y que «están en duda» la construcción de las conducciones proyectadas desde este país por el sur de europa a causa de las tensiones geopolíticas en la zona, como el conflicto de Ucrania.

Por ello, remarcó que México «entiende que debe llevar el gas del Golfo a Europa en vez de llevarlo hacia el sur».

«Y ahí tenemos que entendernos», confió García-Margallo ante la posibilidad de colaboración explorada en la comida de trabajo que celebró ayer, lunes, con su homólogo mexicano, José Antonio Meade.

García-Margallo también expuso el compromiso de España de ayudar a México a actualizar el acuerdo de asociación con la UE que -añadió- y analizar las consecuencias del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, en inglés) entre Norteamérica y los países asiáticos del Pacífico.

Según el ministro español, «hay que intentar aprovechar esa ola de liberalización para cerrar con los países de Mercosur y triangular así las dos orillas del Atlántico».

«España se ha comprometido y sabe que los españoles honramos nuestra palabra», apostilló.

Otra de las tareas pendientes entre ambos países es estudiar qué hacer juntos en el Caribe en el momento en que los países de esta región que dependen del petróleo «no tengan el acceso que tienen ahora» a esta fuente de riqueza.

García-Margallo apuntó además que México y España «están a punto de compartir» embajadas y consulados en algunos países para optimizar sus recursos diplomáticos, dando un paso más a la colaboración que está habiendo ya en el ámbito cultural.

Como prueba piloto, recordó que las embajadas mexicanas en el Caribe ayudaron a España en su labor de promoción de la candidatura para ser integrante del Consejo de Seguridad de la ONU en el periodo 2015-2016.

A la vista de todas estas materias de cooperación entre españoles y mexicanos, García-Margallo concluyó: «Trabajar entre nosotros es muy fácil. Para vosotros es mucho más fácil trabajar con nosotros que cualquier otro europeo».

«Cualquier otro europeo podrá explicar lo que pasa en Ucrania,pero seguro que no sabe lo que es la Virgen de Guadalupe, no distingue una ranchera de un pasodoble y no sabe quién es Hugo Sánchez», comentó ante los aplausos de los asistentes al foro.

El jefe de la diplomacia española remarcó que México y España han sido los países que más han crecido de América Latina y la UE gracias a que «cuentan con dos Gobiernos que han tenido el coraje» de hacer han hecho las reformas económicas necesarias para «aprovechar los buenos vientos».

«Las barcas que lo aprovechan salen de la playa y las que no, se quedan varadas», señaló el ministro para destacar que España es el tercer país de la UE, detrás de Polonia e Irlanda, con un mayor crecimiento.

El que España vaya a generar un millón de empleos entre 2014 y 2015 y aspire a que haya 20 millones de empleos dentro de cuatro años no es porque «nos haya tocado la lotería», sino por las reformas aplicadas, además de la bajada del precio del crudo, el cambio de política del Banco Central Europeo y la depreciación del euro.

«España afronta el futuro con tranquilidad», transmitió a los más de 700 directivos presentes en el foro.

García-Margallo se mostró convencido de que el Gobierno español de Mariano Rajoy seguirá teniendo la «determinación» de hacer las reformas convenientes, como ha hecho Peña Nieto en México.

Se trata, prosiguió, de «vencer la maldición J ncker», el presidente de la Comisión Europea.

«Decía que sabemos lo que tenemos que hacer. Lo que no sabemos es hacer para que nos voten cuando hemos hecho lo que teníamos que hacer. Él (Peña Nieto) lo ha conseguido y nosotros le vamos a imitar», garantizó García-Margallo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: