Ordenan arrestar a vicepresidenta de Congreso de Honduras

La Corte Suprema de Honduras ordenó el martes arrestar a la vicepresidenta del Congreso, Lena Gutiérrez, y a otras 15 personas, por un caso de venta irregular de medicamentos que ha sacudido al país y llevado a miles de personas a las calles para protestar contra la corrupción.

Lena Gutiérrez y Juan Orlando Hernandez, vicepresidente y presidente del Congreso de Honduras, respectivamente. LA PRENSA/AFP PHOTO/Orlando SIERRA

La Corte Suprema de Honduras ordenó el martes arrestar a la vicepresidenta del Congreso, Lena Gutiérrez, y a otras 15 personas, por un caso de venta irregular de medicamentos que ha sacudido al país y llevado a miles de personas a las calles para protestar contra la corrupción.

El presidente de la Corte, Jorge Rivera, dijo en una rueda de prensa que la orden de arresto fue emitida para evitar que los involucrados puedan salir del país.

Gutiérrez, su padre, dos hermanos y 12 personas más están acusados de cinco delitos relacionados con el uso indebido de documentos y fraude en la venta de medicamentos al Instituto Hondureño de Seguro Social y a la Secretaría de Salud.

La fiscalía ha señalado que la empresa AstroPharma, de la familia Gutiérrez, vendió al gobierno medicamentos de dudosa calidad y a precios inflados.

La vicepresidenta es diputada desde 2009 y es integrante del Partido Nacional, el partido gobernante.

Gutiérrez también era vicepresidenta del Congreso cuando el actual presidente Juan Orlando Hernández dirigía la cámara legislativa.

Gutiérrez ha rechazado haber cometido alguna irregularidad.El arresto fue ordenado en momentos en que manifestantes mantienen protestas callejeras contra la corrupción e incluso hacen llamados a la renuncia del presidente.

El sistema de salud pública de Honduras ha estado bajo cuestionamiento y escrutinio después de que se hicieran públicas irregularidades que descapitalizaron al instituto por más de 100 millones de dólares.

Una comisión legislativa divulgó a principios de mes un informe en el que se reveló, entre otras cosas, la compra de medicamentos sobrevalorados y defectuosos. Además, se concluyó que un grupo de empresarios crearon empresas fachada y efectuaron contribuciones al Partido Nacional manejadas por el actual vicepresidente, Ricardo Alvarez.

Parte del dinero financió la campaña que llevó a Hernández a la presidencia, aunque el mandatario ha negado cualquier participación en la trama.