El menú de los niños

Muchos padres de familia me dicen que sus niños rechazan los vegetales, y por lo tanto, les dan papas fritas. Pero realmente, ¿qué harían los niños si las ensaladas, vegetales o fresas reemplazan las papas fritas en el menú?

Muchos padres de familia me dicen que sus niños rechazan los vegetales, y por lo tanto, les dan papas fritas. Pero realmente, ¿qué harían los niños si las ensaladas, vegetales o fresas reemplazan las papas fritas en el menú? Un estudio reciente de los EE. UU. nos muestra una sorpresa: ¡La mayoría de ellos pedirán las ensaladas y fresas!

El estudio, publicado en la revista Obesity (Obesidad) examinó alrededor de 350,000 comidas, ordenadas antes y después del cambio de un menú para niños en la cadena Silver Diner. El cambio de menú ofreció más comidas que cumplen los estándares de nutrición establecidos por el programa Kids LiveWell (Niños Viven Bien), de la Asociación Nacional de Restaurantes.

Tras el cambio en el menú, los niños tenían opciones más saludables, como verduras mezcladas, ensaladas o fresas. Gaseosas y papas fritas ya no estaban, pero se podían pedir como una sustitución gratuita. Cuando la opción por defecto era papas fritas, la mayoría de los pedidos de comida de los niños los contenía. Cuando no fue así, solo el 22 por ciento de los niños insistió en conseguir las papas fritas.

El estudio concluyó que las personas quieren lo fácil, lo de no elección, porque cuando la opción por defecto era saludable, la mayoría de los niños lo consumieron sin quejarse.

Estos son pasos muy pequeños que pueden motivar a introducir algunas comidas saludables en restaurantes —especialmente restaurantes de comida rápida—. Y estas medidas tienen la ventaja añadida de cambiar la mentalidad arraigada de que papas fritas y gaseosas son alimentos indispensables para niños.