Espectáculo taurino y ecuestre

El noveno aniversario de la Plaza Taurina Humberto e Isabel Mongrío, de Juigalpa, Chontales será celebrado el próximo sábado con un espectáculo taurino y ecuestre, en el que esperan la asistencia de unas cuatro mil personas, según sus organizadores.

La protección a la vida humana y animal, es tomada como una obligación por los directivos de la Asociación Taurina. LA PRENSA/ARCHIVO

El noveno aniversario de la Plaza Taurina Humberto e Isabel Mongrío, de Juigalpa, Chontales será celebrado el próximo sábado con un espectáculo taurino y ecuestre, en el que esperan la asistencia de unas cuatro mil personas, según sus organizadores.

Orlando Bravo y Sergio Figueroa, directivos de la Asociación Taurina de Chontales, anunciaron el evento que atrae a la población amante de esta tradición surgida en las haciendas ganaderas.

Los directivos invitaron a niños, jóvenes y adultos a recrearse a partir de las seis de la tarde, en que arrancan las actividades con una monta de niños en peliguey, seguidamente dos valientes mujeres montarán una yegua y un toro para continuar con un show ecuestre.

Para esa celebración, ofrecerán una monta profesional de 14 bravos toros, con los mejores montadores y campistos de Chontales.

Sergio Figueroa destacó como frutos de nueve años de funcionamiento de la plaza, la contribución al rescate de las tradiciones taurinas, la realización de ocho ferias agropecuarias que ha permitido el mejoramiento del hato ganadero y ha coadyuvado a la reactivación de la economía local.

Directivos de la Asociación Taurina de Chontales invitan a un espectáculo taurino, en Juigalpa. LA PRENSA/TROTHSCHUH
Directivos de la Asociación Taurina de Chontales invitan a un espectáculo taurino, en Juigalpa.
LA PRENSA/TROTHSCHUH
COMPROMETIDOS CON LA VIDA

La protección de la vida de los montadores de toros, sorteadores y equipo de manejo de los toros, así como resguardar la vida del animal, evitando el maltrato, son compromisos asumidos por los directivos de la Asociación Taurina de Chontales.

Según Sergio Figueroa, unas 12 personas que bridan el espectáculo taurino, están asegurados con Iniser, el cual los obliga a los montadores a protegerse con casco y chaleco y deberán montar sobrios.

También para el cuido de los animales se usan espuelas de medida reglamentaria internacionales, no se permite el chuzo y se garantiza el resguardo en el toril. Esto ha permitidos que en nueve años no haya ocurrido muertos en la Plaza Taurina.