Ponen a prueba el rescate por desastre

Después de varias semanas de planificación, las instituciones estatales que atienden las emergencias que son provocadas por los desastres naturales realizaron el segundo simulacro nacional de terremoto.

Miembros de la Unidad Humanitaria de Rescate demostraron las técnicas de búsqueda y rescate de las víctimas de un terremoto. LA PRENSA/J. TORRES

Después de varias semanas de planificación, las instituciones estatales que atienden las emergencias que son provocadas por los desastres naturales realizaron el segundo simulacro nacional de terremoto. Tal y como estaba previsto, a las 10:00 a.m. de este martes las alarmas sonaron de forma simultánea en diferentes lugares, en señal de la tragedia, y de inmediato los miembros de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) ejecutaron la primera acción, que consistió en despejar las vías para que los equipos entraran al rescate.

La escena que siguió fue sofocar los incendios que provocó el sismo de magnitud de 7.4 grados en la escala de Richter, con una profundidad de 25 kilómetros y cuyo epicentro fue en la costas del Pacífico de Nicaragua.

El ensayo finalizó con las labores de rescate de las personas y su traslado a sitios seguros. Comparado con el primer simulacro se observó más rapidez y eficacia en el de ayer.

Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, calificó el simulacro de exitoso debido a que cerca de un millón y medio de personas participaron.

PUSIERON A PRUEBA LA ALERTA DE TSUNAMI

El simulacro, que estaba previsto a desarrollarse a mediados de junio pero que la fecha se cambió debido a las intensas lluvias de los primeros días de junio, también permitió que las autoridades emitieran la alerta de tsunami en el litoral del Pacífico, activando sirenas en las costas para dar aviso de que era necesaria una inmediata evacuación.

Con esta prueba se identificaron las debilidades y los ajustes que se deben hacer para lograr más efectividad a la hora que en serio ocurra la tragedia.

Aunque no hay fecha, el Gobierno central adelantó que antes que finalice el 2015 se realizará un tercer simulacro. El objetivo es afinar los mecanismos de respuesta de las instituciones y empoderar a los ciudadanos para actuar ante un posible terremoto, del que el país vive amenazado permanentemente.

EVALUACIÓN FINAL PENDIENTE

Informes preliminares emitidos por la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua indicaron que los habitantes del litoral Pacífico tardaron entre dos y seis minutos en desalojar las costas.

El simulacro incluyó ejercicios en colegios, universidades, oficinas públicas, calles, hospitales. Aunque el simulacro se realizó con el apoyo de diferentes instituciones del Estado, se observó el efectivo desempeño de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR). Según una nota de prensa del Ejército de Nicaragua, 971 efectivos militares participaron en los simulacros realizados en los barrios El Riguero y La Fuente.

Estaba previsto que ayer las autoridades brindaran una evaluación final del simulacro, pero hasta el cierre de esta edición no se dio.