Petróleo cae fuerte

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó ayer un 4.22 por ciento y cerró en 56.96 dólares el barril, su nivel más bajo desde finales de abril, después de conocerse que las reservas semanales de crudo en Estados Unidos subieron de forma inesperada.

LA PRENSA/ARCHIVO

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó ayer un 4.22 por ciento y cerró en 56.96 dólares el barril, su nivel más bajo desde finales de abril, después de conocerse que las reservas semanales de crudo en Estados Unidos subieron de forma inesperada.

Al final de la sesión de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del crudo WTI para entrega en agosto bajaron con fuerza 2.51 dólares respecto al cierre del día anterior.

El crudo de referencia en el país cayó hasta niveles que no veía desde el pasado 22 de abril, tras conocerse que las reservas subieron por sorpresa la semana pasada en 2.4 millones de barriles, hasta 465.4 millones, pese a que los expertos esperaban un descenso.

Las reservas subieron por primera vez en ocho semanas y están en su nivel más alto en al menos ocho décadas, mientras que el total de existencias de crudo y productos refinados, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la semana pasada 1,951.4 millones de barriles.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en agosto, que a partir de ayer se toman como referencia, bajaron 4 centavos y cerraron en 2 dólares el galón, tras conocerse que sus reservas bajaron la semana pasada un 0.8 por

ciento hasta 216.7 millones de barriles.

Finalmente, a la espera de que se conozca mañana el estado de sus reservas, los contratos de gas natural para entrega en agosto avanzaron 3 centavos y cerraron la jornada en 2.83 dólares por cada mil pies cúbicos.