FARC amenazan con más ataques

Los rebeldes marxistas de Colombia dijeron que intensificarán los ataques contra las fuerzas de seguridad después de suspender su cese de hostilidades mientras las negociaciones de paz continúan en La Habana.

El conflicto en Colombia no ha cesado pese a las conversaciones de paz. LA PRENSA/AFP

Los rebeldes marxistas de Colombia dijeron que intensificarán los ataques contra las fuerzas de seguridad después de suspender su cese de hostilidades mientras las negociaciones de paz continúan en La Habana.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, apuntarán más al ejército que a instalaciones petrolíferas, dijo en una entrevista en La Habana un comandante guerrillero conocido como Matías Aldecoa. Los oleoductos utilizados por empresas como Ecopetrol SA y Occidental Petroleum Corp. fueron dañados por bombardeos de las FARC en las últimas semanas.

“Próximamente se van a conocer los partes de guerra de esta última etapa y van a ver la cantidad de policías y militares muertos. Porque hay una reactivación de la guerra en todo el país”, dijo Aldecoa el sábado en una entrevista en La Habana. “Nosotros no hemos considerado que el blanco número 1 sea los oleoductos”.

Las FARC suspendieron un cese de hostilidades unilateral en mayo después de que las fuerzas armadas mataron al menos a 26 guerrilleros en un ataque en el sudoeste de Colombia. La reanudación de los ataques aumentó el número de víctimas en ambos bandos, interrumpió la producción de petróleo e hizo que se filtrara crudo a ríos y mares.

Los ataques se proponen “golpear la economía y la confianza inversionista en el país”, dijo Aldecoa. El gobierno del presidente Juan Manual Santos lleva adelante negociaciones de paz con las FARC desde 2012, buscando un acuerdo para poner fin a un conflicto que comenzó en los años 1960. Una de las razones por las cuales las negociaciones están llevando tanto tiempo es que el Gobierno insiste en que los rebeldes cumplan condenas en prisión, algo que ellos no van a aceptar, dijo Aldecoa.